Menú

Hacer nuestra parte por los bosques de Puerto Rico

Reforestar ayuda a fortalecer la biodiversidad, proteger nuestras cuencas hidrográficas, apoyar las especies y mejorar la salud del suelo

HLE Siembra The North Face and Para la Naturaleza

Como parte de los ciclos naturales de la naturaleza, los insectos, las aves, los murciélagos, el viento, los mares y los ríos dan continuidad a los bosques tropicales dispersando semillas, ofreciéndoles nutrientes y llevándolas a lugares con las condiciones adecuadas para germinar.

Los seres humanos también podemos aportar al proceso de recuperación de los bosques a través de la siembra de árboles. Zaimary Carillo, Intérprete Ambiental Para la Naturaleza, destaca que “al impulsar la reforestación, aportamos a la recuperación de nuestros bosques que han sido impactados por eventos climatológicos y por nuestras acciones como lo son el desarrollo urbano, el uso de árboles para madera o la tala de árboles para la agricultura”.

Entre 1930 y 1940 cuando el modelo económico sustituyó el monocultivo agrícola por la manufactura hubo un esfuerzo de reforestar, mientras los murciélagos y las aves continuaron su labor de dispersión de semillas. Estos esfuerzos resultaron en un incremento de recuperación de la cubierta forestal del 6% al 55%.

Tras la devastación que dejó el huracán Hugo en 1989, el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico (FCPR) lanzó el proyecto Árboles... más árboles. Esta iniciativa tuvo un fuerte componente educativo e impulsó la creación de un programa de producción, distribución y siembra de árboles nativos y endémicos.

La producción de árboles se concentró en cuatro viveros localizados en el Jardín Botánico de Río Piedras, el Cañón San Cristóbal en Barranquitas, Cabezas de San Juan en Fajardo, y Hacienda Buena Vista en Ponce. En el 2016, Para la Naturaleza (entidad a cargo de manejar todas las áreas naturales, lugares históricos y programas educativos del FCPR) inauguró un quinto vivero en Hacienda La Esperanza en Manatí.

En septiembre del 2017, luego del paso de los huracanes Irma y María, Para la Naturaleza, comenzó a ampliar el programa de producción de árboles, renombrándolo Hábitat. Hábitat es un programa diseñado para integrar a las comunidades en prácticas de recuperación ecológica, entre ellas la reforestación. Reforestar fortalece la biodiversidad, protege nuestras cuencas hidrográficas, apoya las especies y mejora la salud del suelo. El programa tiene como meta producir, sembrar y acompañar 750,000 árboles nativos y endémicos en un periodo de 5 años. Los árboles serán sembrados, principalmente, en áreas severamente impactadas por los dos huracanes, en entornos urbanos y rurales, además de en áreas naturales protegidas y agrícolas.

Para la Naturaleza ha apostado a la reproducción de árboles nativos y endémicos porque estos se desarrollaron en nuestra zona o específicamente en nuestro archipiélago. Sobrevivieron las condiciones locales adaptándose a las características ambientales y físicas de las distintas regiones de Puerto Rico. Tanto así, que toleran mejor los periodos de sequía, se recuperan más rápido del impacto de huracanes, resisten la presencia de organismos invasivos y enfermedades. Además se utilizan en la medicina tradicional, proveen maderas preciosas y proveen alimento y refugio adecuado a la fauna nativa y endémica de la isla. Acogen también miles de aves migratorias todos los años y se han vuelto parte de la personalidad que define el paisaje natural.

Además de la reforestación, a través de Hábitat, Para la Naturaleza busca promover la agricultura ecológica y la resiliencia comunitaria. “Para nosotros es bien importante el apoyo a los agricultores ecológicos. Ellos son aliados en la reforestación y aseguran nuestras fuentes de alimentos. También, estamos trabajando en la creación de centros comunitarios resilientes, instalando sistemas de energía solar y sistemas de recogido y filtración de agua para para que las comunidades puedan responder mejor a emergencias, como las causadas por los huracanes del 2017", manifestó Carrillo.

Conoce más sobre los esfuerzos de reforestación en Puerto Rico en la Feria Para la Naturaleza.