Menú

Jorge Sotomayor del Toro

Caguas

El Área Natural Protegida Jorge F. Sotomayor del Toro (ANPST) fue la primera donación privada de terrenos hecha al Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico. La misma está ubicada alrededor de los 2,000 pies de altura, y protege unas 62 cuerdas de terreno en el corazón de la Sierra de Cayey, en el municipio de Caguas, Región Central-Metro. Sus terrenos muestran una topografía empinada que forma parte de la cara norte del Cerro La Santa, que con sus 2,952 pies de altura constituye el pico más alto de la Sierra de Cayey.

Al igual que muchas áreas protegidas del Fideicomiso de Conservación, el ANPST forma parte de una importante cuenca hidrográfica. A través de ésta discurren arroyos y cascadas que forman parte de la cabecera del Río Turabo, que junto a las aguas de la Quebrada Beatriz constituyen los principales afluentes de un embalse que proveerá agua potable para la región de Caguas. El Río Turabo es también un tributario del Río Grande de Loíza, que también provee agua para la zona metropolitana de San Juan mediante el embalse Carraízo.

Un bosque húmedo tropical caracteriza el área, y está dominado por palma de sierra y otras especies de árboles nativos adaptados a la altura y al clima de la Cordillera Central. En los predios se han identificado unas 45 especies de flora y 22 especies de fauna que incluyen varias especies endémicas, elementos críticos y especies en peligro de extinción. El segmento sur de la ANPST forma parte del Bosque Estatal de Carite, que se extiende a través de unas seis cuerdas a través de varios municipios de la región, y es manejado actualmente por el Departamento de Recursos Naturales. Sus usos actuales son mayormente para la recreación, la investigación científica y la protección de la vida silvestre.

Esta área natural protegida lleva el nombre del Teniente Jorge F. Sotomayor del Toro, un piloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que perdió su vida en combate durante un trágico accidente de aviación en el 1957. Junto a otros miembros de su familia, Don Faustino Sotomayor Ralat y su esposa, Carmen Ana Carrasco, donaron 22 cuerdas de terreno en memoria de su hijo en el año 1975. El acto de recordación de la familia Sotomayor evidencia las donaciones de terrenos privados como una importante alternativa para la conservación en las islas de Puerto Rico.

Con la adquisición de unas 40 cuerdas restantes de la propiedad de Don Faustino Sotomayor Ralat el 6 de marzo de 1984—ubicadas inmediatamente al sur de los terrenos previamente donados—el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico consolidó las cerca de 62 cuerdas que componen en la actualidad el ANPST.