Menú

La continuación de la canalización del río Grande de Arecibo iniciaría a finales del 2023

El caudaloso río causa inundaciones, principalmente en la zona urbana.

Los trabajos para culminar la canalización del río Grande de Arecibo no iniciarían hasta noviembre de 2023, según le informaron representante del Cuerpo de Ingeniero de los Estados Unidos a la senadora de distrito, Elizabeth Rosa Vélez.

La información se dio a conocer ayer, miércoles, luego de que la legisladora convocara a una reunión con la agencia federal y la Junta de Planificación debido a que el proyecto se paralizó hace varios años.

“En la presentación realizada por el ingeniera Milan A. Mora, jefe de la División de Recursos de Agua y Proyectos y Programas del Cuerpo de Ingenieros Distrito de Jacksonville, Florida, al que pertenece Puerto Rico, pudimos discutir los detalles de tan importante iniciativa que nos ayudará a controlar las inundaciones en la zona”, detalló la senadora en comunicado de prensa.

Esta canalización del río, importante para evitar inundaciones en la zona urbana de Arecibo, comenzó para el cuatrienio del 2000 al 2004 y luego quedó detenida.

La también presidenta de la Comisión de Innovación, Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura del Senado explicó, además, que desde el 2017 el dique del Río Grande de Arecibo carecía del mantenimiento adecuado. Aludió a que la labor le correspondía a la pasada administración municipal.

“Dado a la falta de mantenimiento por parte de las agencias y de la pasada administración municipal, ese proyecto no recibió fondos de la Agencia Federal del Manejo de Emergencias (FEMA) para las labores de mitigación. Afortunadamente, el alcalde Carlos ‘Tito’ Ramírez Irizarry está tomando acción ante el tema”, alegó.

La legisladora recordó que unas fuertes lluvias registradas el 13 de septiembre de 2020 demostraron la necesidad de continuar con este proyecto y así evitar inundaciones.

“Entre los sectores afectados estuvieron el centro urbano, los Barrios Cotto, Martel, Rodíguez Olmo, y urbanizaciones como Jardines y Vista Azul, Víctor Rojas 2 y Las Canelas. Específicamente duro fue el caso del residencial público Trina Padilla de Sanz, donde hubo vehículos cubiertos completamente de agua y la inundación alcanzaba el primer nivel de varios edificios”, añadió.

El proyecto se estima que tendría un costo aproximado de $174 millones y se trabajaría por etapas durante cuatro años y medio.

“Es un río que inicia en las montañas de Adjuntas y recorre más de 52 kilómetros hasta desembocar en la costa de Arecibo, de manera que en tiempos de lluvias intensas en la montaña, eso incide en flujo de las aguas que pueden causar las inundaciones. De ahí la importancia de esta canalización”, concluyó la senadora.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM