Menú

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades crea su porfolio de artistas

La organización le comisionó tres grabados en gicleé a los artistas puertorriqueños Antonio Martorell, Rafi Trellesy Nick Quijano

Fundación Puertorriqueña de las Humanidades

A principios de la década del 50, el Centro de Arte Puertorriqueño (CAP) editó el primer porfolio de gráfica del país titulado “La estampa puertorriqueña”, cuyo objetivo central era seguir desarrollando un “arte puertorriqueño”.

Más de seis décadas después de aquel evento en las artes visuales del país, la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades (FPH) presenta su primer porfolio de artistas con tres grabados en gicleé a cargo de los artistas Antonio Martorell, Rafi Trelles y Nick Quijano.

Con esta iniciativa, la entidad vuelve a respaldar a los artistas, como ha hecho desde su fundación en 1977. La diferencia es que esta vez la propuesta cumple un doble propósito, ya el porfolio se hizo con motivo del 40 aniversario de la entidad y para que allegar fondos propios. Esta iniciativa fue gestada por el pasado director ejecutivo de la entidad, el doctor Cesar Rey Hernández, en colaboración con el licenciado Eduardo Negrón, quien es el tesorero de la Junta de Directores de la organización.

“La idea surgió como consecuencia de que yo estaba viendo los estados financieros y me percaté de que en esencia la Fundación dependía de fondos federales y que la Fundación era muy vulnerable a los vaivenes políticos de los Estados Unidos y lo vimos recientemente cuando Trump amenazó con quitar los fondos a la National Endowment for the Humanities. Así que hablé con César (Rey) y le dije ‘entre tus objetivos del 2018 tiene que estar levantar fondos para lograr algún grado de independencia y aumentar los recursos que tenemos para auspiciar y fomentar las humanidades en Puerto Rico’”, explicó Negrón.

Con esa información, César Rey Hernández se comunicó con los artistas Antonio Martorell, Rafi Trelles y Nick Quijano, quienes de inmediato aceptaron colaborar con la entidad, con la que mantienen una relación y con la que han trabajado anteriormente elaborando carteles. A cada uno se le comisionó un grabado sobre el proyecto humanístico de la FPH en Puerto Rico. “Más que tres obras queríamos que fueran tres visiones de cómo estas tres personas, con estas sensibilidades, ven a Puerto Rico y las humanidades desde su punto de vista, desde sus perspectivas”, expresó por su parte Jorge Crespo, quien también es miembro de la Junta de Directores de la entidad, la cual dirige actualmente Margarita Benítez.

Fue así que los artistas se dieron a la tarea de elaborar piezas que, como destaca en el porfolio la reconocida curadora Teresa Tió, sirven de puerta y camino. Martorell presenta en su obra dos signos de interrogación con los que lanza la pregunta al mar, ¿somos puerto rico? ¿somo puerto? ¿somos rico? Trazados sobre una mancha azul y dorada, el artista vuelve a jugar con la imagen y la palabra sin saber dónde comienza una y termina la otra.

“Estamos en un momento en nuestro país y en el mundo donde la pregunta es imperativa, ¿pa’ dónde vamos? ¿qué vamos a hacer? Cuestionando nuestros orígenes, pero sobre todo nuestro presente y futuro”, expresó Martorell. “Es un momento de decisiones, de cuestionamientos y para mí eso es imperativo”, agregó sobre su pieza.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com