Menú

La OGPe reconoce que propuesta de desarrollo en el Corredor Ecológico del Noreste es “incompatible” con el plan sectorial

La Coalición Pro Corredor había levantado la voz de alerta ante las respectivas agencias debido a la aprobación de dos pre consultas y el curso de una recomendación ambiental.

La Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) reconoció que una propuesta ante su consideración, parael desarrollo de un edificio multifamiliar en los predios del Corredor Ecológico del Noreste (CEN), es “incompatible” con el plan sectorial aprobado por la Junta de Planificación (JP) para esa zona protegida.

La OGPe tiene ante su consideración una solicitud de recomendación ambiental para una estructura de cuatro pisos, presentada por Roberto Ruiz Díaz, dueño y desarrollador de un terreno de 2,094 pies cuadrados en Fajardo. Este trámite permite a la entidad emitir recomendaciones sobre “medidas que promuevan un menor impacto en los sistemas naturales”.

El documento con la petición ha sido circulado igualmente entre varias agencias, incluido el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), para su respectiva evaluación.

En declaraciones a El Nuevo Día, el secretario auxiliar de la OGPe, Gabriel Hernández, justificó que la recomendación no es una adjudicación de la agencia”.

Reconoció, a su vez, que la propuesta “es incompatible con el Plan aprobado por la Junta de Planificación, razón por la cual cualquier trámite de permiso (de construcción) que, en su día se presente, no sería aprobable”.

Las expresiones del oficial de gobierno se producen luego de que ecologistas y activistas de la Coalición Pro CEN alertaron que esa oficina aprobó dos preconsultas de edificabilidad en un terreno de la reserva natural y miraron con suspicacia el trámite de la recomendación ambiental.

A juicio de la presidenta de la Coalición, Nilda García Pastor, la aprobación de las preconsultas -en 2015 y 2017- le creó falsas expectativas al proyectista, en la medida en que la agencia no le advirtió que era ilegal construir en esos terrenos protegidos y no podía proseguir con esos planes. Opinó que la OGPe “ha provocado el malgasto de los limitados recursos públicos al evaluar dicha solicitud, a pesar de que la misma es ilegal de su faz”.

Al momento de publicación, el DRNA no contestó una petición de este diario para conocer los detalles de su análisis.

El plan sectorial y reglamento de la reserva, aprobado por la JP en 2015, calificó los terrenos del CEN como un distrito de Conservación Ecológica, recordó García Pastor, en sendas misivas a los funcionarios de la OGPe, la Junta de Planificación, el DRNA, el Departamento de Desarrollo Económico y comercio y a la asesora del gobernador en Desarrollo Económico y Asuntos Ambientales, Yolanda Díaz Rivera.

En enero de 2020, el gobernador Pedro Pierluisi firmó una orden ejecutiva en la que solicitó excluir cualquier construcción en los terrenos colindantes de El Yunque y de la Reserva Natural del CEN. Al respecto, el supervisor forestal del Servicio Forestal Federal, Keenan Adams, opinó que “ha sido una de las piezas más importantes de la política pública del gobierno de Puerto Rico para proteger El Yunque”.

Aunque Adams evitó entrar en la controversia por asuntos jurisdiccionales, reiteró la importancia de conservar el CEN, pues “muchas de nuestras especies viajan desde las partes más altas de El Yunque hasta la costa como parte de sus ciclos de vida”.

El DRNA pide reconsideración

Hace unas semanas, la Coalición Pro CEN alertó, además, sobre la remoción de árboles en los terrenos protegidos del CEN por parte de la compañía Colonial Parking. La compañía obtuvo un permiso único incidental de la OGPe y removió vegetación que sirve de hábitat a vida silvestre y protege cuerpos de agua, incluida la laguna bioluminiscente de Fajardo.

En declaraciones escritas, la portavoz de la Junta de Planificación, Ivelisse Prado, informó que el DRNA presentó una solicitud de reconsideración a la OGPe con la intención de revocar el permiso otorgado a Colonial Parking, pero el asunto está todavía bajo evaluación y jurisdicción de OGPe.

La destrucción de la vegetación en ese terreno ocurrió para proveer estacionamiento al equipo de la filmación de una serie, razón por la cual los miembros de la coalición exigieron públicamente, en redes sociales, que las multinacionales FOX y Sony asuman responsabilidad en la restauración de estos terrenos de gran importancia ecológica.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM