Menú

La vida en la Tierra está bajo amenaza por el cambio climático

La extinción global de animales y plantas es posible si la temperatura en nuestro planeta continúa en aumento.

elefantes cambio climatico

El cambio climático y todas sus consecuencias tienen a la comunidad científica en alerta máxima. Gracias al desmedido aumento de las emisiones de carbono originado por el ser humano, se tiene estimado que hasta un 50% de las especies de plantas y animales del mundo podrían enfrentarse a la extinción antes de terminar este siglo.

Así de catastróficas son estas conclusiones, que fueron publicadas en un estudio sobre el calentamiento global por la Universidad de East Anglia (Reino Unido), la Universidad James Cook (Australia) y WWF, y que ha sido publicado en la revista Climatic Change.

La investigación señala que todos aquellos espacios que representan un nicho de biodiversidad en nuestro planeta podrían perder hasta a la mitad de sus especies si la temperatura aumentara a 40°F (4.5ºC).

Bajo estas temibles condiciones, se pudo establecer que los bosques en los países de clima cálido desaparecerían; América del Sur, Australia y algunas ciudades de Asia perderían todos sus recursos forestales en los siguientes años.

Por si esto fuera poco, el Amazonas y las islas Galápagos podrían enfrentarse a una extinción total en caso de que existiera una desaparición de sus hábitats, ya que desaparecerían sistemas ecológicos que van desde insectos hasta mamíferos y anfibios.

Sin embargo, no todo está perdido. La posibilidad de riesgo podría verse reducida a la mitad si la temperatura de la Tierra no supera la media de 35.6°F (2ºC), como quedó establecido en el acuerdo de París de 2015.

Especialistas en el tema consideran que la única forma de evitar una extinción de estas magnitudes, es a través de limitar la emisión de sustancias dañinas a la atmósfera y evitar el crecimiento de industrias descontroladas.

En caso de que los países combinaran esfuerzos para alcanzar las medidas y objetivos suficientes, las perspectivas mejorarían, aunque muchas de las especies no evitarían desaparecer. WWF no deja de insistir que no se debe superar los 34.7°F (1.5ºC) de la temperatura global si es que se quiere perdurar.

Lea la noticia en ElNuevoDia.com