Menú

Legisladores viajan a Washington para “arreglar” la reforma contributiva

El presidente cameral trazó una "agresiva agenda de trabajo" enfocada en impulsar una serie de iniciativas en el Congreso

reforma contributiva

San Juan – El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, despachó hoy y con “carácter de urgencia”, una delegación bipartita de legisladores a Washington DC, con el objetivo de “lograr excluir a Puerto Rico de las onerosas imposiciones contenidas en la nueva reforma contributiva federal” que actualmente se debate en el Congreso y evaluó en 250,000 las pérdidas de puestos con las provisiones que prevé la misma.

El líder legislativo también trazó una “agresiva agenda de trabajo” enfocada en impulsar una serie de iniciativas en el Congreso dirigidas a reactivar la economía de la isla, creando nuevos empleos y aumentando los paquetes de beneficios en las áreas de la salud y la vivienda.

“Puerto Rico atraviesa por una crisis sin paralelos en la historia de Estados Unidos. Nuestra isla necesita ayuda, no la imposición de estas provisiones que resultarían en el cierre de las grandes cadenas comerciales, las farmacéuticas y cientos de negocios dedicados a la manufactura. Las consecuencias directas e inmediatas serían la pérdida de unos 250,000 empleos”, calculó en un comunicado difundido hoy.

“En estos momentos, no existe manera alguna de que asimilemos este impacto. Por eso hay que llevar el mensaje al Congreso: Puerto Rico necesita iniciativas para crear actividad economía de manera urgente, no para acentuar la histórica recesión que ya entra en su décimo tercer año”, dijo Méndez.

Las expresiones del líder cameral surgen después de que el Comité de Medios y Árbitros de la Cámara federal aprobara el 9 de noviembre un impuesto de 20 por ciento en las importaciones desde Puerto Rico a Estados Unidos.

Mientras que, en el Senado, Orrin Hatch presentó ese mismo día un resumen de su de reforma contributiva que también sería perjudicial para la isla, ya que propone un impuesto mínimo global de 12.5 por ciento que impactaría las importaciones de Puerto Rico a los estados.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com