Menú

Llegan a la Tierra dos astronautas en la primera caída en paracaídas sobre el mar en 45 años

Doug Hurley y Bob Behnken amerizaron en las aguas del golfo de México, cerca de Florida, en una histórica misión liderada por SpaceX junto a la NASA

Cabo Cañaverla – Dos astronautas de la NASA regresaron a la Tierra el domingo en un emocionante amerizaje a la antigua usanza, en el que su cápsula sostenida por paracaídas cayó en el Golfo de México y con ello puso fin a un vuelo de prueba sin precedentes para la compañía SpaceX de Elon Musk.

Es la primera vez en 45 años que astronautas estadounidenses regresan a la Tierra con caída en paracaídas sobre el mar, y se hizo con la primera nave espacial fabricada y operada comercialmente. El regreso allana el camino para el lanzamiento de otra tripulación de SpaceX, probablemente el mes próximo, y para viajes de turismo espacial el año entrante.

Los pilotos de prueba Doug Hurley y Bob Behnken volvieron a nuestro planeta en la cápsula Dragon de SpaceX menos de un día después de haber partido de la Estación Espacial Internacional y luego de dos meses de haber despegado de Florida. La cápsula cayó en las tranquilas aguas del golfo a unas 40 millas de Pensacola, y a cientos de kilómetros de la tormenta tropical Isaías que azota la costa de Florida en el Atlántico.

“Bienvenidos de vuelta al planeta Tierra y gracias por volar con SpaceX”, declaró el Control de la Misión desde la sede de la compañía.

Realmente fue un honor y un privilegio para nosotros”DOUG HURLEY, ASTRONAUTA

El regreso a casa de los astronautas en la cápsula apodada Endeavour fue rápido, agitado y caliente, al menos en el exterior.

La nave espacial pasó de una velocidad orbital tremenda de 17,500 millas por hora a 350 mph durante el reingreso a la atmósfera, y finalmente de 15 mph a la hora de amerizar. El nivel máximo de temperatura alcanzado durante el descenso fue de 3,500 grados Fahrenheit. Se calcula que las fuerzas G máximas que la tripulación sintió fueron de cuatro a cinco veces la fuerza de la gravedad terrestre.

El regreso de los astronautas coronó una misión de dos meses que puso fin a una prolongada sequía de lanzamientos espaciales desde Estados Unidos, que durante todo ese tiempo dependió de los cohetes rusos para transportar a astronautas a la estación espacial, desde que finalizó la era de los transbordadores norteamericanos.

Con el despegue de Hurley y Behnken desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA el 30 de mayo, SpaceX se convirtió en la primera compañía privada en enviar personas a órbita terrestre. Ahora SpaceX está a punto de convertirse en la primera en traer a la gente de vuelta desde la órbita.

“La parte más difícil fue lanzarnos, pero lo más importante es llevarnos a casa”, declaró Behnken horas antes de abordar la Dragon. Un amerizaje exitoso, agregó, “cerrará el círculo” de la capacidad de Estados Unidos para enviar tripulaciones al espacio.

La empresa SpaceX, de Elon Musk, venció fácilmente a Boeing, que no se espera que lance su primera tripulación hasta el año próximo y que aterrizará en el suroeste de Estados Unidos. La bandera tendrá un vuelo más después de este: a la Luna, gracias al programa Artemis de la NASA en los próximos años.

Hurley y Behnken están trayendo de vuelta un brillante dinosaurio azul y púrpura llamado Tremor. Sus hijos pequeños eligieron el juguete para acompañar a sus padres en la misión histórica.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com