Menú

Los acuíferos en estado crítico

Por Carl Soderberg

Carl Soderberg

Los acuíferos en estado crítico

En octubre de 2015, la mayoría del pueblo de Puerto Rico celebró con mucha alegría el fin del racionamiento de agua a consecuencia de una sequía muy severa que afectó a la isla ese año. El que suscribe también celebró porque pasé por el vía crucis de tres días sin agua, con un alivio intermitente de agua durante parte de un día. La alegría fue más intensa porque sabía que era inminente incrementar el racionamiento a seis días corridos.

Lo que la mayoría del pueblo desconoce es que el racionamiento continuó en Salinas y parte de Santa Isabel hasta que llegó el huracán María, el 20 de septiembre de 2017. O sea, la situación del Acuífero del Sur está tan mal que esos municipios tuvieron racionamiento por dos años adicionales. ¡Qué suplicio!

En el Acuífero del Sur se extrae 25% más agua de la que se repone por la lluvia, con el agravante que el agua de mar ocupa el espacio que no se repone. Hay que aplaudir al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales porque hace años estableció una veda sobre el hincado de pozos adicionales y el aumento de extracción de agua de pozos existentes. Sin embargo, esta drástica medida no es suficiente. Por tal motivo, el DRNA, antes de la sequía del 2015, realizó vistas públicas en casi todos los municipios que utilizan agua del Acuífero del Sur para declarar formalmente que el acuífero está en estado crítico.

¿Por que son necesarias las vistas públicas? Son necesarias legalmente para poder tomar medidas más drásticas para reducir la extracción de pozos existentes en un 25% u otras medidas. Hasta el presente, se ha tomado la medida de vedar todo desarrollo en el municipio de Salinas. No se pueden construir nuevos complejos de vivienda, turísticos o industrias. Salinas depende en un 100% del Acuífero del Sur y ya no hay más agua.

El Cambio Climático está aumentado el nivel del mar. Puerto Rico no es una excepción. Aquí tenemos dos estaciones que han documentado el alza en el nivel del mar, que por cierto continuará. Este aumento en el nivel del mar, aunque no se sacara nada del acuífero, incrementa la invasión de agua salada. Imagine la rapidez de la entrada de agua de mar, si se extrae más agua dulce de la que se repone.

LEA LA NOTICIA COMPLETA en ElNuevoDia.com