Menú

Manifestación a favor del ambiente reclama la renuncia del secretario del DRNA

La protesta también exigió a las agencias ambientales cumplir con su deber de proteger los recursos y el medio ambiente.

Cientos de personas con una diversidad de reclamos en favor del ambiente se unieron en una manifestación celebrada esta mañana frente al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), agencia a la que le reclaman no cumplir con su deber de velar por el medio ambiente y protegerlo.

Los reclamos de los manifestantes incluían denuncias contra las cenizas resultantes de la quema de carbón para producir energía, contra la acumulación de neumáticos usados, las construcciones en áreas de playa, así como llamados a proteger los bosques y recursos naturales, y a tomar acción ante los efectos del calentamiento global.

De igual forma, los manifestantes exigieron la renuncia del secretario del DRNA, Rafael Machargo, por entender que ha fallado en su deber al frente de la agencia.

En la protesta participó un público tan variado como sus reclamos, que incluyó familias, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad. También dijeron presente un sinnúmero de organizaciones ambientales y comunitarias.

Juan Camacho, de Toabajeños en Defensa del Ambiente, indicó que el propósito de la manifestación era “denunciar y reclamar a esta agencia (DRNA) que cumpla su deber ministerial”.

“Nosotros no estamos pidiendo que se invente la ruda. La rueda ya está inventada. Lo que queremos es que la rueda se ponga a correr. Y que no puede haber una política pública por una administración en específico distinta a la política pública ambiental que tenemos en Puerto Rico de rango constitucional, según el Artículo 6, Sección 19, de nuestra Constitución”, reclamó Camacho.

Apuntó al edificio sede del DRNA y sostuvo que ahí hay cuatro agencias que se supone velen por el ambiente, pero su gestión es “desastrosa”.

“Uno de nuestros planteamientos es que se desmantele la sombrilla que se organizó en el 2018 y que no ha cumplido su función. Es cierto que hay cuatro agencias que se supone trabajen por ese tema (la protección del ambiente). Sin embargo, antes de la sombrilla no funcionaban, y luego de la sombrilla, funcionan menos”, afirmó Camacho.

El activista, en representación de una comunidad de playa, exigió “que se discuta en todo el país, y se apruebe, una nueva ley de costas”, que remplace a la ley de más de cien años que está en vigor existe actualmente, y que mientras se discute esa nueva ley se imponga una moratoria en construcciones en la zona marítimo terrestre y áreas cercanas a la zona marítimo terrestre.

También reclamó “que se le dé atención a las reservas naturales y que no se permita ningún proyecto que no esté pertinente y estrechamente relacionado con el concepto de las reservas naturales”.

Manolo Díaz, del Campamento contra las Cenizas en Peñuelas, recordó el daño ambiental que han sufrido comunidades de Peñuelas, Guayama y otros pueblos donde se han depositado cenizas de carbón, y exigió que se cumplan las leyes y se haga pública la información de dónde se han depositado esas cenizas, y que se haga justicia a las comunidades afectadas.

“La lucha que tienen los compañeros que defienden las playas, los compañeros que bregan con la basura, los compañeros que estamos contra las cenizas… todas las luchas ambientales a través de toda la Isla, es una sola lucha, y ese el reclamo potente del pueblo que dice basta ya. Ante era fracturado, ahora estamos todos juntos, y con un solo reclamo”, afirmó Díaz.

En la protesta también participó la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, quien celebró a las comunidades “que han estado por décadas en pie de lucha”, y la unidad de luchas ambientales “en una sola lucha por la integridad de nuestro territorio nacional”.

La senadora sostuvo que el PIP lleva 15 años reclamando una nueva ley de costas para “redefinir la zona marítimo terrestre para que proteja vida, propiedades y nuestro entorno natural”. Agregó que también tienen un proyecto para declarar una moratoria en la construcción en zonas costeras, así como medidas para que se acabe la producción de energía a base de carbón, y “para que los responsables cumplan con las comunidades, para que se estudien las condiciones de salud de las comunidades afectadas y para que se inicie un proceso de reparación de los daños causados”.

Santiago se unió a las denuncias contra la labor de Machargo, a quien calificó de “enemigo número uno del ambiente en Puerto Rico”.

De igual forma, se unieron a la manifestación el senador Rafael Bernabe y la representante Mariana Nogales, ambos del Movimiento Victoria Ciudadana.

Nogales indicó que su delegación ha presentado varias medidas en favor del ambiente, incluyendo un reclamo a la renuncia o destitución de Machargo, a quien calificó de “incompetente”. Agregó que representantes de todos los partidos también se han unido a esa petición de destitución o renuncia del secretario del DRNA.

Nogales, también denunció prácticas ilegales en la Oficina de Gerencia de Permisos y la Junta de Planificación, que llevan a que se otorguen permisos de construcción en zonas que restringidas.

“Vamos a hacer las denuncias. Los técnicos de Oficina de Gerencia de Permisos que se presten para firmar permisos ilegales, los vamos a referir a la Oficina de Ética (Gubernamental), los vamos a referir a (Departamento de) Justicia, los vamos a referir al Colegio de Ingenieros. Que se preparen porque eso es lo que viene”, afirmó la representante.

Los manifestantes hicieron lectura de los reclamos que tienen al DRNA, “de las cosas mínimas que hay que hacer urgentemente para atender la crisis ambiental de este país”, y le hicieron entrega “a la mano” a oficiales de la agencia.

Entre esos reclamos se incluye: el cese de uso de carbón para generar energía, que las cenizas resultantes sean enclaustradas, que se haga pública la información de generación de cenizas; que se use más energía renovable, como la energía solar, y que la misma sea accesible a todos; que se trabaje en el concepto de basura cero y el reciclaje de todos los recursos y materiales; que se apruebe una nueva ley de costas y se imponga una moratoria en construcciones costeras, que se publiquen todos los permisos otorgados desde el 2019, así como las intervenciones realizadas; el desarrollo de un plan nacional de restauración costera; que se cierren todas las instalaciones de cautiverio de animales, incluyendo el Zoológico de Mayagüez y el Centro de Confinamiento de Especies del Bosque de Cambalache a donde van las especies animales incautadas; acción inmediata de monitoreo de todos los cuerpos de agua; la creación de un plan de manejo integral del Río Piedras y la paralizacón del proyecto de su canalización en hormigón hasta que sea reevaluado por expertos independientes bajo el concepto de ingeniería verde; y que se elimine la sombrilla que agrupa a las agencias ambientales, entre otros.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM