Menú

Más que una minired, Casa Pueblo busca inspirar una revolución energética

Comenzando con la Marcha del Sol

Residentes y seguidores de Casa Pueblo MARCHA DEL SOL ADJUNTAS

Más allá de una audaz misión para electrificar el casco urbano de Adjuntas completamente con energía solar, la organización ambientalista Casa Pueblo realmente persigue algo aún más atrevido: poner en manos de la sociedad civil el control de la energía que se genera y se consume con el fin de reducir el costo de la luz.

Este movimiento que impulsa Casa Pueblo mediante la autogestión y la responsabilidad social no procura apoyo alguno desde el gobierno y tampoco reconoce las metas consignadas en un marco regulatorio energético recién aprobado que promete el 100% de la energía generada será renovable para el 2050.

“A eso nos aprestamos, hacer un reclamo por una transición a fuentes de energía renovables ahora. No en el 2050, ahora. Y si no lo hace el gobierno lo vamos a hacer nosotros, estamos marcando el tempo”, manifestó el director asociado de Casa Pueblo, Arturo Massol Deyá, durante una rueda de prensa desde los estudios de la emisora Radio Casa Pueblo.

Ese marcar del tiempo comenzó a martillear con la Marcha del Sol en Adjuntas, una actividad convocada por Casa Pueblo para comenzar a mover el interés entre ciudadanos por la transición individual hacía la energía solar. Como primeras movidas, dieron a conocer la creación de lo que sería la primera red virtual de energía en la isla -generación, almacenamiento y distribución de energía- en el casco urbano del pueblo.

Unos 40 comerciantes ya están a bordo con la iniciativa con el fin de hacer una inversión que reduzca los costos de energía de los negocios para dar nueva vida económica al casco urbano. A través de la propuesta Cooperativa Energética Adjunteña, estos negocios podrían estar en posición de pagar una tarifa de entre 12 y 17 centavos el kilovatio hora y cuyo pago iría dirigido al mantenimiento de la red y para un fondo dirigido a sufragar instalaciones de equipos solares en hogares de escasos recursos.

“Somos un componente amplio. Somos pequeños comerciantes, pero somos el corazón económico de este pueblo de Adjuntas. Más del 50% de la empleomanía de este pueblo la controlamos nosotros y a base de eso queremos hacer la diferencia”, explicó Gustavo Irizarry, presidente del comité timón de comerciantes que impulsa la creación de la cooperativa energética. Para principios del próximo mes, Irizarry confía tener toda la documentación requerida para establecer esta nueva institución energética.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com