Menú

Memoria Viva: las centrales azucareras de Puerto Rico

La economía más destacada entre los siglos 18 y 20

Central Azucarera Canovanas Puerto Rico 1963

Desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX, la industria azucarera fuel la actividad económica más destacada en Puerto Rico. Según consta en documentos históricos, la caña de azúcar llegó desde La Española en 1515 para ser cultivada en las orillas del Río Toa, en la granja experimental de los Reyes Católicos.

En esta cápsula de Memoria Viva recordamos la época de las centrales azucareras con imágenes recopiladas por la Puerto Rico Historic Building Drawing Society. 

La Revolución Haitiana en el año 1891 y, luego, las guerras de independencia en los territorios españoles de la América continental, propulsaron una modernización y consolidación de la administración colonial hispana. Esta administración colonial mantuvo un fuerte control sobre la sociedad así como también favoreció la entrada de empresarios, capital y tecnología, atraídos por las medidas de liberalización del comercio y de la trata de esclavos con las llamadas Reformas Borbónicas, que aceleraron una tendencia de crecimiento de la industria azucarera que comenzó a finales del siglo XVIII.

La expansión de las haciendas cañeras, con una mayoría de propietarios extranjeros y mano de obra esclava africana, impulsó la transformación del paisaje rural de Puerto Rico, debido a la deforestación de los fértiles llanos costeros y a la demolición de los hatos y estancias. El resultado fue la migración del campesino desposeído y marginado a las alturas montañosas del centro de la isla.

Hacia 1870, Puerto Rico, con 550 haciendas y una producción de 105 mil toneladas de moscabado, contribuía con casi un 7% a la oferta total de azúcar de caña del mercado mundial. La mayoría de las centrales azucareras se levantaron en la parte nordeste de Puerto Rico, debido a la geografía de la isla, dividida por una cordillera central. La proliferación de centrales eliminó las haciendas y las factorías semi-mecanizadas en Puerto Rico. En solo dos décadas sus terrenos fueron comprados, arrendados o convertidos en colonias para abastecer de caña a las centrales.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com