Menú

Memoria Viva: un experimento nuclear llamado BONUS

El primer reactor en operar en la América Latina

planta nuclear BONUS

En tiempos post Chernobyl y Fukushima reina el escepticismo sobre todo lo relacionado a la energía nuclear a pesar de ser hoy día una tecnología confiable, eficiente y diametralmente más avanzada que en la década del 60 cuando Puerto Rico, en unión con los Estados Unidos, probó la viabilidad de producirla en la Isla.

En esta cápsula de Memoria Viva contamos la historia del reconocido domo azul en Rincón conocido como BONUS, experimento nuclear para probar la viabilidad de un nuevo diseño de reactor nuclear, mediante imágenes capturadas por el desaparecido periódico El Mundo y documentos provistos por el Departamento de Energía y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La construcción del reactor nuclear BONUS inició en el 1960 en la parte más occidental de Puerto Rico, Punta Higuera en Rincón, como proyecto investigativo en conjunto entre la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos y la Autoridad de Fuentes Pluviales de Puerto Rico.

La facilidad ocupa un terreno de dos hectáreas rodeadas por otras 55, propiedad de la AEE, que sirve como ”buffer zone” entre la población y la planta. Existen numerosas teorías sobre las razones para haber establecido el reactor en Rincón, la más popular siendo la necesidad que había de suplir energía eléctrica a la base militar Ramey en Aguadilla en tiempos de la Guerra Fría.

La realidad es que BONUS era un experimento científico propulsado por el interés de los Estados Unidos en probar el concepto conocido como “sobrecalentador nuclear en ebullición”. Precaución ante el desarrollo de nueva tecnología sumado al hecho de que los vientos en Puerto Rico mayormente soplan del Este dan sentido al por qué se escogió Rincón.

Y de ahí su nombre: BOiling NUclear Superheater (BONUS).

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com