Menú

Módulos agrícolas: mucho más que una suculenta historia de éxito

Esta iniciativa no solo capaz de promover el autoempleo, sino también la producción agrícola en cualquier entorno citadino o remoto de la isla.

No fueron pocos los que calificaron su proyecto como “irrazonable” o “disparate”.

“Las posibilidades de producir siembras hidropónicas en un contenedor son poco probables”, advertían una y otra vez.

Sin embargo, el matrimonio de ingenieros integrado por Francisco Santana Montalvo y Arleen Caraballo Juliá nunca se amilanó. Por eso, a tres años de aquellos comentarios no paran de sonreír, demostrando que su propuesta no solo fue viable, sino que además ya es fuente real y sustentable para la producción de vegetales del país.

“Comenzamos con ese primer vagón, haciendo pruebas y cultivando hasta 2 mil lechugas en un espacio de 320 pies cuadrados, controlando sobre 14 parámetros diferentes, incluyendo el oxígeno y cultivos a 63 grados de temperatura, lo que nos han dado un producto totalmente fresco, sin tener un terreno contaminado”, destacó Francisco, tras explicar que en unión a las lechugas, también han logrado cosechas de cilantrillo, brócoli, microgreens y, próximamente, fresas.

“Las fresas, después de muchos intentos, ya se nos están dando. Aún no las tengo en gran volumen, pero pronto las tendremos”, agregó.

Y ahora, después de haber apostado a su ingenio, Francisco, Arleen y su empresa -netamente ponceña- Grupo VESAN se han embarcado en otra innovadora y ambiciosa propuesta: la venta de contenedores de siembra para cultivos agrícolas. Una iniciativa no solo capaz de promover el autoempleo, sino también la producción agrícola en cualquier entorno citadino o remoto de la isla.

A fondo

La propuesta incluye un contenedor o vagón de 40 pies de largo y ocho de ancho, diseñado para el clima tropical, que a su vez es dotado con todo el equipo necesario para Indoor Vertical Farming o agricultura vertical para interiores.

Por eso, los módulos incluyen las lámparas, el sistema de riego, las semillas y nutrientes para el primer mes de operación, además de dos talleres teóricos y uno práctico que les permite a los interesados obtener su primera cosecha en un tiempo aproximado de 30 días.

El módulo, además, ya está equipado con conexión eléctrica y VESAN, incluso, ofrece seis meses de seguimiento para asesorar al comprador sobre los sistemas de siembra.

“Una persona puede invertir cerca de 20 horas semanales inicialmente, porque tienes que sembrar y cosechar, pero puede obtener una ganancia de $15 mil”, explicó Francisco. Y aunque la inversión inicial ronda los $75 mil, el ingeniero afirma que el retorno de la inversión es de casi dos años.

Este concepto, apuntó Francisco, es una excelente oportunidad para jóvenes empresarios del patio y colectivos que pueden lograr enormes beneficios con la agricultura vertical.

“Si pongo un módulo en el mismo casco urbano, alrededor de la Plaza de Ponce, la teoría sería que a todos los negocios próximos se les supliría un producto fresco, acabado de cultivar, que no pasa por intermediarios, que no tiene huellas de carbón, completamente orgánico”, agregó el ingeniero.

Además, otra ventaja de estos vagones es que el módulo puede ser colocado en un estacionamiento, patio o en cualquier otro lugar, sin importar la condición del suelo o el clima del área, ya que la siembra no se verá afectada por ninguno de esos elementos. Incluso, los huracanes.

“De igual forma, su diseño es ecoamigable, por lo que no representa una amenaza al medio ambiente. Con un vagón puedes colocarte en un espacio pequeño, sin tener que depender del clima o del terreno, porque eso lo controlas tú”, continuó.

Mas el ingenio de este matrimonio no se quedará en esta propuesta, ya que según adelantaron a La Perla del Sur, están desarrollando una alternativa aún más viable y costo efectiva para adultos mayores y residentes en lugares cuyo espacio limitado no les permite mantener un módulo de siembra o, incluso, un simple huerto casero.

“Son unos modulitos”, recalcó con júbilo Francisco. “Imagínate como si fuera una mesa de noche, de cuatro pies de ancho, para la gente que vive en apartamentos y no tiene espacio. Cuenta con luz artificial, así que no necesita estar en un patio, y esa unidad tendrá un costo accesible para todo el mundo, pues será como el concepto del huerto casero”.

¿Lo mejor? En las próximas semanas, el Grupo VESAN comenzará su producción.

Por otro lado, aunque este binomio de emprendedores ya ha impactado directamente a numerosos comercios de Ponce con sus inmejorables productos agrícolas, ahora también comienza a mirar a otras zonas de la isla, ya que conforman la única empresa, netamente puertorriqueña, que trabaja el concepto de siembra en vagones.

“Creo que hay un mercado que aún no se ha suplido y hacia eso vamos”, puntualizó, tras aceptar que para lograrlo han tenido que someterse a un intenso aprendizaje que incluye adiestramientos en Agronomía, equipos, mercadeo y empresarismo, entre otros.

Tanto esfuerzos, no obstante, también le han permitido convertirse en consultores para empresarios que ven en este tema innovador de la agricultura su porvenir económico, familiar y colectivo.

Para obtener más información puede conectarse a https://vertical-farming.net o por Facebook al Grupo VESAN.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodioLaPerla.com

Estimados Amigos:

Para limitar la propagación del COVID-19 queremos informar a todas las personas que nos siguen en las redes, voluntarios y comunidades vecinas que hemos decidido cancelar todas las actividades con el público incluyendo recorridos y talleres.

Les exhortamos a implementar protocolos de desinfección frecuente, a no comparecer a lugares con mucho público y, en caso de exposición al virus o sufrir cualquier síntoma, mantener aislamiento riguroso.

Si implementamos todos los protocolos de salud pública, nos cuidamos y volveremos antes a la normalidad.

Nuestro equipo de Servicio al Cliente estará disponible de lunes a viernes de 9:00am a 5:30pm por teléfono 787-722-5882 o email reservaciones@pln.org.

Esperamos recibirles pronto.