Menú

Mudanza simbólica a escuela ecológica Montessori de Ciales en reclamo de familias que urgen acción de Educación

Instan al secretario de Educación Eliezer Ramos Parés a reabrir lo antes posible la escuela Concepción Pérez que será más segura ante el Covid-19

CIALES, 23 DE SEPTIEMBRE – Padres y madres de estudiantes Montessori realizaron hoy una mudanza simbólica a la nueva escuela ecológica Montessori Concepción Pérez, en Ciales, en reclamo para que el Departamento de Educación reabra ya porque entienden tendrá un mejor ambiente escolar para sus hijos en estos tiempos del Covid-19. La escuela Montessori Concepción Pérez, en Ciales, estuvo cerrada desde el huracán María y se incluyó luego en la lista de planteles a cerrar. La comunidad se unió en una gestión de tres años para que se reabriera y en este tiempo la limpiaron, la acondicionaron y la pintaron buscando donativos. Se logró finalmente este año esa decisión de la reapertura con el apoyo de la Fortaleza y del Departamento de Educación. El problema es que el tiempo sigue pasando y la apertura que se esperaba para agosto, se dilata.

“Ya se agota la paciencia y no deseamos más promesas, sino que se abra la escuela ya. Nos inquieta en particular la situación del Covid-19 pues nuestros hijos, de menos de 9 años, están ahora tomando clases en otra escuela que ya tiene una matrícula de unos 800 estudiantes, de mayor edad porque llega hasta octavo grado, y en el que por ser tantos no pueden guardar los distanciamientos que se deberían requerir por los protocolos de Salud. Con la mudanza me sentiría más segura y tendrán el ambiente adecuado para desarrollar el programa Montessori en libertad”, comentó Vanessa Vázquez, madre de un estudiante Montessori de la escuela.

Las familias de la comunidad hicieron la mudanza simbólica con cruzacalles y pancartas en los que expusieron sus inquietudes. El cantautor Hermes Croatto, quien respalda la educación pública Montessori, acompañó a la comunidad en sus reclamos y cantó en la actividad de celebración. También se presentó la alianza con la organización ambientalista Para la Naturaleza, que va a permitir que este plantel sea la primera escuela ecológica Montessori de Puerto Rico, con proyectos que podrían incluir huerto casero, sistema de riego para el vivero, un mariposario, siembra de árboles frutales y plantas medicinales en áreas cercanas.

La matrícula de la escuela Montessori Concepción Pérez es de 152 estudiantes, de las edades de 1 a 9 años. Una de las quejas de los padres es que la escuela donde estudian ahora es de corriente educativa regular y no cuenta con los ambientes adecuados ni todos los muebles adaptados para niñez temprana que caracterizan a los ambientes Montessori.

“Hacemos una mudanza simbólica porque ya no podemos seguir esperando. La salud de mis hijos, por el Covid 19, se arriesga en una escuela que alberga 800 estudiantes, en la que han aglomerado tres escuelas en una. No es para niñez temprana, en un edificio de tres pisos y me preocupa la seguridad. No hay tampoco sillas pequeñas en el comedor. La escuela ecológica Concepción Pérez, al ser una sola planta es un mejor lugar para nuestros niños. Por eso los padres nos lanzamos a rescatar la escuela. Le hemos ahorrado unos $60,000 pesos a Educación en lo que hemos invertido en la escuela, con donativos y con el apoyo del Instituto Nueva Escuela, nuestro acompañante principal. Ya tiene luz, está lista. Es poco lo que hace falta. Si nos dicen que nos podemos mudar mañana, nos mudamos”, expresó María del Carmen Otero, madre Montessori.

Viviana Pomales, una guía (maestra) Montessori del ambiente casa de niños de este plantel, comentó que está deseosa de que logre la mudanza porque para ella la escuela Concepción Pérez tiene un valor sentimental incalculable. “Aquí yo me crié, estudié en esta escuelita. Y luego he podido trabajar en ella, como maestra regular y como guía Montessori”, indicó Pomales. “Soy parte de esta comunidad y junto a esta trabajé voluntariamente para que pueda reabrir. Esta es una escuelita de campo, del barrio, de la comunidad, que es tan acogedora que llegan estudiantes de otros barrios. Como guía, como madre montessoriana, puedo decir que el espacio que provee, por la naturaleza, alejada del bullicio, es perfecta para la filosofía Montessori. No entiendo por qué Educación ha tardado tanto en actuar para la reapertura. La educación es el arma poderosa de un pueblo, necesitamos ya estar en este espacio ideal para la enseñanza de nuestros niños”.


Si desean más información o entrevistas pueden comunicarse con padres de Montessori para todos:

María Otero – madre de estudiante Montessori (939) 262-4596

Vanessa Vázquez – madre de estudiante Montessori (787) 346-7860

Viviana Pomales – guía y madre Montessori (939) 269-7568