Menú

Naomy Candelaria con los pies bien puestos sobre la tierra

La joven cambió la astronomía por la agricultura y hoy trabaja en ayudar a afianzar nuestra seguridad alimentaria.

Desde pequeña, la pasión de Naomy Candelaria no se limitaba a esta tierra, pues su mirada estaba puesta en la astronomía, por lo que entró a la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, para comenzar sus estudios en física.

Lo que nunca imaginó fue que sus anhelos no estaban realmente en lo alto, sino bajo sus pies. Fue así como un voluntariado en el Huerto Semillas del recinto riopedrense, hizo germinar las raíces del amor por la agricultura de esta joven hatillana.

Inicialmente me interesaba mucho la astronomía. Desde chiquita siempre tenía pensamientos bien grandes de la vida y pensé que esa iba a ser mi carrera. En mi primer año de bachillerato en la UPR de Río Piedras entré por física, pero en mi tiempo disponible iba al Huerto Semilla. Para mí ese fue un sitio donde podía ir a mi propia disponibilidad, no era un tiempo arraigado y podía aprender de esas personas. Me crié en Hatillo, que está lleno de granjas de vacas, pero no es que aprendí de eso porque eso se pierde de generación en generación y no tuve ese conocimiento”, explicó la joven de 23 años de edad.

De esos inicios de su vida universitaria, Naomy acepta que entró en tal grado de confusión que hasta pensó abandonar sus estudios. Entre las dudas de cuál camino tomar, llegó a sus oídos que la UPR de Utuado estaría, para aquel entonces, estrenando un bachillerato en agricultura autosustentable, así que solicitó y mientras estudiaba un grado asociado en la UPR de Mayagüez, fue aceptada en Utuado.

“Estaba confundida… (la agricultura) yo la veía como un pasatiempo, pero realmente no tenía esa visualización de que realmente esto es un trabajo. En Puerto Rico, especialmente, no le damos ese valor a la agricultura como se lo merece”, afirmó Candelaria.

En la UPR de Utuado, Naomy culminó su bachillerato con el promedio más alto (3.77) de esa primera clase de agricultura autosustentable, pero más importante aún, comprendió la importancia de la agricultura para un país.

“Una de las cosas que me llama a la agricultura es que sé cuánto lo necesita Puerto Rico ahora mismo. Nosotros importamos el 91% de lo que nos alimentamos y hemos visto que a través de todas estas circunstancias que vamos a seguir sufriendo como los huracanes, los desastres naturales, no podemos depender del exterior. Necesitamos tener un sistema resiliente, si no nosotros mismos no vamos a poder”, comentó la estudiante de maestría.

Es por esa relevancia, que una vez se graduó de bachillerato, emprendió vuelo hacia la Universidad de Minnesota para hacer una maestría en Ciencias Aplicadas en Plantas en el College of Food Agriculture and Nature Resources, donde obtuvo una beca de diversidad con la cual continúa formándose académicamente.

“Este es mi último verano de colección de data y luego de esto mi meta es terminar para finales del año y estar presentando tesis para enero del próximo año (2022). Luego, rápido voy a volver para Puerto Rico porque ya tengo planes corriendo”, sostuvo Candelaria.

Una vez se gradúe, planifica entrar de lleno a un negocio agrícola que lleva por nombre TerraNova Urbana, el cual ha emprendido junto al también boricua y cofundador, José Ángeles, y con el que se prestan a participar de la competencia EnterPrize, para poder ganar dinero que les ayude a continuar sus planes de negocio.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM