Menú

No hay rastro de Pinky, el flamenco de Camuy

La charca en la que solía pasarse se ha secado.

Pinky el flamenco de Camuy

Pinky, el flamenco solitario que ha hecho de Camuy su hogar, no ha sido visto en los pasados días, luego de que la charca en la que suele pasarse desde hace una década se secara.

Su paradero es desconocido tanto en la Ciudad Romántica como en Barceloneta, pueblo que en ocasiones ha recibido su visita.

El comisionado del Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Henry Ferrer; el representante de Camuy, Joel Franqui, y la Policía Municipal de Barceloneta confirmaron por separado que se desconoce el paradero de Pinky.

“Hasta el momento, no nos han informado que lo hayan visto. Vamos a estar pendiente a visualizarlo”, indicó el comisionado del Cuerpo de Vigilantes a Primera Hora.

El primer avistamiento de Pinky fue el 19 de enero de 2009, hace ya 10 años. El hábitat principal de esta ave rosada lo fue una charca frente a la playa Peñón Amador de Camuy. Allí, se alimentaba de crustáceos y material vegetativo.

Sin embargo, desde hace varias semanas esta charca, creada por el nivel freático del mar, se ha secado.

El representante Franqui, quien en el pasado presentó legislación para buscarle una pareja a Pinky, indicó que personal de su oficina también lo ha buscado en la charca de Juan Amador, ubicada en una vaquería del barrio Bajuras de Camuy, pero allí tampoco ha sido visto desde principios de mes.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com