Menú

No llega el desarrollo económico para los micro y pequeños empresarios

La iniciativa gubernamental para atender los problemas de permisos a nuevos negocios tiene dos años de atraso y su reglamento no ha sido aprobado. La página de Internet no funciona, faltan inspectores y algunos incentivos han sido eliminados.

inauguracion-piu-gelato

“Para evitarse un dolor de cabeza”, Wilfredo Cubero contrató a un profesional autorizado por la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) con el fin de obtener el Permiso de Uso para su negocio Piu Bello Gelato, ubicado en el centro comercial Plaza del Sol en Bayamón.

Su mayor contratiempo, actualmente, es que aún no tiene la licencia sanitaria requerida a todos los negocios de alimentos, porque un inspector del Departamento de Salud todavía no ha pasado por el negocio a realizar la inspección que se requiere.

Cubero sometió la solicitud para la licencia sanitaria el 23 de octubre de 2018 y no fue hasta cinco meses después, que un inspector del Departamento de Salud se comunicó con él para la inspección. En ese momento, la inspección no se pudo hacer porque el área donde está el negocio en el centro comercial estaba cerrada por remodelación. Desde marzo, sigue en la espera.

El empresario, quien tuvo un negocio previamente en Arecibo en 2016, recordó haber tenido que esperar por la licencia sanitaria, pero menos tiempo, ya que para entonces solo tardó tres meses en ser otorgada.

Nelson Reyes, creador del Modelo de Incubadora de Microempresas Comunitarias Solidarias (iMECs), aseguró que conoce muchos “relatos de horror” sobre el proceso de la otorgación de Permisos de Uso y de pequeños comerciantes de toda la isla que han tenido que esperar hasta seis meses para obtenerlo. Y es que, según la experiencia de Reyes, quien lleva más de 15 años formando microempresarios, el retraso en la adjudicación de los Permisos de Uso para los negocios radica en que Salud Ambiental y el Cuerpo de Bomberos no cuentan con los suficientes inspectores para emitir sus respectivas certificaciones. Ambas certificaciones son necesarias para que la OGPe, que tiene la última palabra, emita un Permiso de Uso.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodismoInvestigativo.com