Menú

Nuevo intento de revitalización de adoquines en la calle Fortaleza del Viejo San Juan

Las labores que inciarán en “cuestión de días” se extenderán por un periodo de 11 meses, precisó el alcalde de la capital Miguel Romero.

Tras diversos proyectos fracasados en el pasado, nuevamente surge el anuncio de trabajos de mejoras y revitalización a la infraestructura vial de la calle Fortaleza en la isleta del Viejo San Juan, anunció el alcalde Miguel Romero, al indicar que el proceso demorará unos 11 meses.

En compañía del gobernador Pedro Pierluisi, el jefe de ayuntamiento indicó que la obra comenzará “en cuestión de días” y se llevará a cabo de forma segmentada por un costo de $3.8 millones povenientes del Programa de Revitalización de Ciudades o “City-Rev” de los fondos CDBG-DR.

Este programa apoya a los municipios y otras organizaciones a llevar a caboi diversas actividades de recuperación destinadas a revitalizar los centros o cascos urbanos. En total, al municipio de San Juan se le asignaron $26.3 millones para el programa, el cual impactará otros 28 proyectos de mejoras en diversas áreas de la ciudad capital. El contrato de adoquines se le otorgó a GVC Builder.

“La Calle Fortaleza representa una de las vías más importantes del Viejo San Juan. La reconstrucción de la calle Fortaleza se realizará mediante la reparación de servidumbres peatonales existentes, la reparación y acondicionamiento de la losa de concreto en la vía de rodaje vehicular, así como el reemplazo de la instalación de pavimentos adoquinados con materiales en cumplimiento con los estándares federales para vías de alto tráfico”, determinó Romero quien espera que los trabajos culminen antes de diciembre, que es la época alta de tráfico de turistas.

Se explicó que como parte del proyecto -que se extenderá hasta la calle O’Donell (cerca el Teatro Tapia) se reemplazarán los adoquines contemporáneos, las aceras y rampas de accesos, se instalarán dispositivos de seguridad vial (bolardos) y se harán mejoras al sistema de drenajes de escorrentías pluviales, entre otros. Se informó además que las mejoras y reparaciones cumplirán con los parámetros de diseño estatales y federales para vías de rodaje urbana de alto tráfico y han sido aprobadas por las agencias concernientes a las zonas históricas designadas en Puerto Rico, entiéndase el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la Oficina de Patrimonio Histórico Edificado, la Oficina Estatal de Conservación Histórica y las agencias responsables de garantizar que los trabajos no impactan negativamente el entorno histórico/urbano de la Ciudad Amurallada.

Por su parte, el gobernador explicó que para proyectos del programa de Revitalización de Ciudades hay $100,00 millones, que fueron destinados a los municipios para desarollo en las comunidades. Uno de los proyecto fue anunciado por el municipio de Aibonito.

“Esto ya está teniendo un impacto significativo en la calidad de vida de nuestra gente y se va a multiplicar en un impacto socioeconómico en cada muncipio de la isla. Desde que comencé como gobernador, he sido enfático en que tenemos que agilizar y aprovechar todos los fondos federales que tenemos disponibles, impartiéndole un gran sentido de urgencia a todos en mi equipo dirigido a lograr que pongamos esos dineros a trabajar para nuestra gente en cada uno de sus pueblos”, acotó el Primer Ejecutivo quien reconoció el deterioro del área. “Vine aquí en un todo tereno porque es que esto es mejor tener un todoterreno para pasar esta vía sin que el vehículo se fastidie… si no había que venir en caballo”.

En marzo de 2012, bajo la incumbencia de Jorge Santini, se otorgó un contrato para reemplazar los adoquines de la calle Fortaleza. En cambio, años más tardes pruebas de peritos demostraron que hubo efectos de diseño al no proveer desagües para disponer y sacar el agua de lluvia que penetra por las juntas de arena, no se exigió material geotextil y hubo ausencia de uso de mortero.

La situación llevó al municipio a demandar al contratista Jafer Construction Inc. por incumplimiento de contratos, reclamando que los adoquines adquiridos no son de calidad, resistencia y requerimientos técnicos. En cambio, tras años de litigio, la demanda fue desestimada “mediante acuerdo”, precisó el alcalde Romero.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM