Menú

Oye, ¿Qué haces con el aceite usado?

Organización Arrecifes Pro Ciudad lanzará programa piloto de reciclaje para impactar 63 condominios en Isla Verde, donde constantemente hay tuberías tapadas.

Después de freír unos ricos tostones en tu sartén, ¿qué haces con el aceite? ¿Tirarlo por el fregadero? ¿Echarlo en un pote y luego a la basura? Ambas formas representan problemas para el medioambiente, señaló el presidente de Arrecifes Pro Ciudad, Paco López Mújica.

Esta organización sin fines de lucro justamente busca disciplinar en cuanto al reciclaje del aceite de cocina usado para que no termine en los suelos, las playas y en el bolsillo de los abonados del servicio de agua potable. El 24 de agosto sostendrán una reunión para lanzar un programa piloto con este fin. En la fase inicial, el ente espera impactar 63 condominios en Isla Verde.

Tuberías tapadas y desbordamiento

Para tener una idea de la situación, hay que entender primero cómo funcionan los sistemas de alcantarillados en las zonas urbanas.

Según indicó López Mújica, existen dos sistemas: el sanitario, por donde pasan las aguas usadas residenciales, y el pluvial, que recoge el agua de lluvia. Cuando se echa el aceite por el fregadero, al entrar en contacto con el agua, se crea una grasa que obstruye la tubería. “Eso tiene unos costos para los mismos condominios porque la tubería se puede tapar desde la pileta, y en las tuberías sanitarias que están en la calle es más terrible todavía y viene es desbordamiento”, mencionó.

“Los restaurantes por ley tienen que tener trampas de grasa, viene una compañía y succiona periódicamente esa grasa, pero en las residencias no tenemos esas facilidades. Nosotros que tenemos tantos condominios en esta área (Isla Verde), tenemos muchos residentes echando aceite y se tapan las tuberías de alcantarillado sanitario. Esto tiene un costo enorme en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, y en nosotros que finalmente pagamos el destape”, destacó.

El aceite de cocina usado también puede llegar al mar. Esto ocurre cuando el alcantarillado sanitario se desborda, y esas aguas usadas pasan a las cunetas, luego caen por las alcantarillas pluviales y finalmente se descargan en la playa, explicó López Mújica. “Esas fotos de Condado que sale un plumacho oscuro, es eso mismo”.

De hecho, el 60% de los desbordes en las alcantarillas ocurren por obstrucciones de aceites y grasas, según datos de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Tampoco es una opción botarlo en un recipiente que finalmente va para el vertedero, pues ya algunos pasaron su vida útil mientras que otros no cumplen con las regulaciones.

Una prueba inicial

El presidente de Arrecifes Pro Ciudad comenzó el reciclaje de aceite de cocinar hace dos años en el condominio Pine Grove, en Isla Verde, donde reside. Reconoció que él también tiraba aceite por el fregadero con agua caliente y después echaba jabón.

“Hemos hecho un ensayo dentro del condominio Pine Grove y en dos años hemos recogido más de 120 galones de aceite usado”, afirmó.

¿Cómo se recicla?

En un dron diseñado para este tipo de reciclaje, que por lo general se ubica cerca de los zafacones en el exterior, se echa el aceite de cocina usado que luego una empresa recoge. En el caso de Pine Grove, JA Oil Recycling Company se encarga de recogerlo.

El residente debe echar el aceite en un envase y luego verterlo en el dron. Ese envase puede guardarse para continuar el proceso.

“El barril tiene una calcomanía grande donde lee ‘reciclaje de aceite de cocinar solamente’ y el teléfono para llamar cuando se llena”, indicó López Mújica. Después, la compañía encargada filtra el aceite y le otorga nuevos usos, como alimento para animales y biodiésel, entre otros.

Hace falta disciplina

Para arrancar el programa piloto en los condominios de Isla Verde, Arrecifes Pro Ciudad educará sobre esta solución

“Tenemos que crear material educativo. No vamos a pretender que la gente por golpe entienda el proceso, hay que enseñar. Yo soy diseñador gráfico de profesión y me encomendé a hacer un manual gráfico para explicar la infraestructura de alcantarillados y decir lo fácil que es el reciclaje, cómo se va hacer, y de esa forma la gente se entera de una manera sencilla. También pondremos unos carteles pequeños en las covachas de los condominios donde se echa la basura”, apuntó López Mújica.

“Contrario a tantos problemas que tenemos ambientales que son difíciles de resolver, lo bueno de todo esto es que es bien fácil de resolver y sin costo, ningún condominio paga por el servicio de recogido ni nada, es gratis. La compañía que recoge el aceite lo que está buscando es más aceite porque ellos lo venden”, destacó.

Al puertorriqueño le hace falta disciplina para que invierta un poco de su tiempo en el reciclaje que es de gran beneficio para todos, opinó el ambientalista.

“Nosotros tenemos que disciplinarnos, nos han mal acostumbrado. Observa el fenómeno de las bolsas plásticas. Yo me acostumbré ya a llevar mi bolsa reusable, me costó un montón, como año y medio. Pero los supermercados lo primero que te preguntan es si quieres bolsa, y están vendiendo bolsas a todo lo que da. El proyecto de las bolsas plásticas ha sido un chiste de mal gusto”, ejemplificó.

Arrecifes Pro Ciudad presentará formalmente su proyecto piloto el próximo 24 de agosto, para lo cual convocará a las Juntas de Directores de los condominios en Isla Verde, así como a personal de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y de JA Oil Recycling Company.

Para más información o unirse a esta iniciativa, los interesados pueden escribir un correo electrónico a arrecifeislaverde@gmail.com. También pueden visitar la página web arrecifeislaverde.com.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM