Menú

Para la Naturaleza se lanza a la calle para ayudar a comunidades

Marín Alto, en Patillas, Lirios Dorados, en Juncos, el Helechal, en Barranquitas, Marrueño, Corral Viejo y Vallas Torres, en Ponce, Cantito y La Esperanza, en Manatí, así como áreas de Corozal y Florida, además de los sectores Cantera, Venezuela, Blondet, Capetillo y Caimito, en San Juan, Monte Brisas, en Fajardo, y la isla de Culebra, son algunas de las zonas en las que el equipo de Para la Naturaleza trabaja junto a sus residentes en la estabilización de las comunidades vecinas de sus áreas y reservas naturales tras el embate del huracán María.

A una semana del paso del huracán, la organización de conservación ambiental Para la Naturaleza creó el Fondo Comunitario Para la Naturaleza, cuyo objetivo es recaudar fondos para sustentar la recuperación de las más de 50 comunidades vecinas que tiene la organización en el entorno de las áreas y reservas naturales que ayuda a proteger en todo Puerto Rico.

Durante esta primera fase, el equipo de Para la Naturaleza realiza labores de limpieza, así como la entrega de agua, alimentos y suministros a las comunidades. Luego, el Fondo ayudará en la recuperación de la agricultura sustentable y coordinará una campaña masiva de voluntarios y reforestación en todo el País.

Por las pasadas tres semanas, el personal de manejo, interpretación y coordinación de Para la Naturaleza, ha puesto a la disposición de las comunidades sus herramientas, conocimiento y fuerza para asistirlos en las labores de remoción de material vegetativo, escombros y limpieza.

Tal fue el caso en la Escuela Intermedia Josefina Ferrero, en Fajardo, donde el personal adscrito a la Reserva Natural Cabezas de San Juan trabajó durante 3 días removiendo el material vegetativo del patio, estabilizando dos árboles que cayeron sobre los tanques de gas del comedor escolar y construyendo un canal para desviar las escorrentías que inundaban un salón de educación especial.

En las comunidades de Blondet, Capetillo y Cantera, en San Juan, fueron los residentes, voluntarios universitarios y el equipo de Para la Naturaleza, quienes laboraron sin descanso durante dos días para despejar las aceras, calles y cunetas del material vegetativo acumulado, que representaba un riesgo para la higiene y la salud pública, triturándolo para aprovecharlo más tarde en siembras y huertos comunitarios.

Sectores de Juncos, Ponce, Manatí, Corozal, Florida y Culebra, recibieron asistencia coordinada por la organización Para la Naturaleza, mediante la entrega de cajas de agua potable, alimentos, pañales y kits de higiene de UNICEF. Estos kits cuentan con un cubo para recolectar agua, artículos de higiene femenina, cepillos y pasta dentales, tabletas para purificar agua, jabón, champú, cortaúñas, jabón para lavar ropa, un cordel, palillos y una linterna, entre otros artículos de primera necesidad.

Asimismo, en el Helechal, Barranquitas, y mediante una alianza con Tote Maritime, las policías de Puerto Rico y Barranquitas, la oficina del Alcalde y Manejo de Emergencias, se repartieron almuerzos calientes, cajas de agua, hielo, bolsas de compra, kits de higiene, pañales para infantes y ancianos, así como material educativo sobre qué hacer luego del paso de un huracán, a personas en más de 200 automóviles. En cada auto habían de 3 a 4 personas, por lo que unas 500 personas fueron beneficiadas.

Los trabajos de estabilización y repartición de suministros continuarán por las próximas semanas. Más adelante se harán los anuncios relacionados al comienzo de su campaña de reclutamiento de voluntarios y reforestación.

Todos pueden donar al Fondo Comunitario Para la Naturaleza visitando www.pln.org. Para más información sobre las iniciativas post María de Para la Naturaleza, sigan las actualizaciones de sus labores en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.