Menú

Para largo la recuperación del sistema energético en Puerto Rico

La comisionada residente, Jenniffer González, convocó a funcionarios de gobierno y representantes de empresas privadas para rendir cuentas y discutir opciones para atender los continuos apagones.

El arduo camino para que los abonados reciban un servicio eléctrico de calidad quedó en evidencia luego que la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, convocara a funcionarios de gobierno y representantes de empresas privadas para rendir cuentas y discutir opciones para atender los continuos apagones, la amenaza de un nuevo aumento tarifario y la falta de ejecución de proyectos para reparar y restaurar el sistema energético del país.

“Llevamos desde la década pasada reformando el sistema eléctrico y el pueblo no ve frutos. El pueblo está harto de las interrupciones y fallas que anteceden al huracán María... Necesitamos poder decirle al pueblo con franqueza a qué atenerse y qué va a suceder”, sostuvo González.

Tras la reunión, la comisionada residente esbozó una serie de preocupaciones, encabezadas por que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no ha presentado ante la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) su plan para el uso de los $9,600 millones asignados por el gobierno federal para la reparación y modernización del sistema energético del país.

“Eso habla de cuán poco comprometido pudiera estar la AEE en hacer que las cosas pasen”, señaló, al sostener que “esto va a retrasar todo el proceso de arreglar las plantas generatrices”.

En la reunión, participaron representantes del Negociado de Energía, AES Puerto Rico, la generadora EcoEléctrica, FEMA, el Departamento de la Vivienda y LUMA Energy. El gran ausente fue la AEE.

“Lamento mucho que, siendo la agencia generadora de electricidad, no hayan estado dispuestos a discutir dónde están o que necesitan”, dijo González.

Los $9,600 millones, explicó José Baquero, coordinador federal de desastres de FEMA para Puerto Rico, se obligaron hace un año. La corporación tendría cinco años para el uso del dinero una vez obligados. No obstante, reconoció que algunos proyectos se extenderán por un tiempo mayor.

Baquero prefirió no comentar si la AEE ha sido lenta, pero reconoció que habían estimado que, para este tiempo, ya tendrían ante su consideración le evaluación de parte del uso de esos fondos.

En cuanto a los proyectos de transmisión y distribución, la AEE delegó en LUMA la responsabilidad de presentarlos. Baquero aclaró, sin embargo, que el subrecipiente de los fondos sigue siendo la AEE.

Otra preocupación levantada por González es que la AEE, LUMA Energy y la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (P3) estén en canales de comunicación distintos.

González, además, denunció que actualmente está detenida una turbina que fue instalada en la Central de Palo Seco, en Toa Baja, tras el huracán María, debido a que la AEE no ha obtenido los permisos sobre el sistema de emisiones de esa planta.

Como próximos pasos, González dijo que coordinará una reunión con la gerencia de la AEE y le recomendará al gobernador Pedro Pierluisi que, en lugar de apostar solo a los proyectos de reparación grandes, empiecen a trabajar proyectos más pequeños, como el cambio de generadores, transformadores y “breakers” de alta capacidad.

Mientras, el Comité de Recursos Naturales del Congreso de los Estados Unidos llevará a cabo una audiencia, el 6 de octubre, para examinar los problemas del sistema energético de Puerto Rico. Dijo que ya han sido citados LUMA y la AEE.

Reafirma rechazo al alza

Tras reafirmar su rechazo al aumento tarifario de 16.14% en la factura de luz para el último trimestre del año solicitado por LUMA Energy, González se mostró confiada en que el Negociado de Energía atenderá acertadamente el asunto.

González aseguró que el presidente del Negociado de Energía, Edison Avilés, afirmó que, si el alza “no está dentro de lo que la ley dispone, ellos no lo van a considerar, cosa que me sastisfase muchísimo”.

“Si tú no tienes luz y tienes un sistema deficiente, por qué tú me sales inmediatamente con una propuesta de un aumento en la factura mensual”, cuestionó González sobre la petición de LUMA.

En expresiones escritas a El Nuevo Día, LUMA Energy justificó la petición de alza salarial argumentando que la regulación del Negociado de Energía “requiere reconciliaciones trimestrales cuando hay una diferencia mayor a $20 millones entre las ventas combinadas facturadas por la compra de combustible y la compra de energía”.

En la moción radicada ante el Negociado, LUMA expuso que, durante el trimestre de junio, julio y agosto, los gastos por compra de combustible se excedieron por $96,515,960.39 respecto a lo proyectado, mientras que los ingresos por compra de energía se superaron por $11,138,697.66.

De aprobarse, el alza entraría en vigor el 1 de octubre y estaría vigente hasta el 31 de diciembre. Sería el cuarto incremento en la factura de luz este año.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM