Menú

Piden se investigue la muerte de chimpancé “Magnum” en el zoológico de Mayagüez

El animal estuvo cautivo desde su nacimiento el Zoológico Dr. Juan A Rivero.

Ante la muerte del chimpancé “Magnum” en el Zoológico de Puerto Rico Dr. Juan A. Rivero, ubicado en Mayagüez, varias organizaciones de bienestar animal han solicitado a la secretaria interina del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Anaís Rodríguez, que investigue la razón de su fallecimiento.

Según revelado en una demanda por acceso a la información interpuesta el pasado año por la organización Vínculo Animal PR, el chimpancé sufría de un padecimiento cardiaco crónico para el cual supuestamente no recibía tratamiento especializado.

“Como sabemos, el Zoológico ha estado cerrado desde el año 2017 y ha sido objeto de múltiples cuestionamientos por la forma en que ha sido administrado por los últimos años, inclusive previo a su clausura. La sospechosa muerte del chimpancé Magnum, junto a la de otros animales, quienes han muerto bajo circunstancias igualmente preocupantes, amerita la inmediata intervención del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en las operaciones del Zoológico, ya que es esta agencia la que tiene a su cargo implementar y velar el con el cumplimiento de los estatutos de bienestar y protección animal a nivel federal”, reza parte de la misiva enviada a los medios.

La Ley de Bienestar Animal a nivel federal (por sus siglas en inglés, “AWA”) establece unos estándares mínimos que los parques zoológicos están obligados a cumplir para poder operar. Entre otros asuntos, la muerte de animales siendo exhibidos activa una serie de protocolos entre los cuales se encuentra la necropsia. En el caso del chimpancé Magnum, las organizaciones indican que el DRNA ha iniciado el proceso de necropsia.

“Las necropsias que realizan los veterinarios contratados por el Zoológico, de los cuales se desconoce el peritaje que poseen para realizarlas en animales exóticos, se convierten en meros trámites administrativos. Las necropsias no deberían ser un trámite más en la forma en que se administra un lugar donde se tienen seres sintientes en cautiverio, sino que deberían servir a la administración del Zoológico como un aviso de que necesitan revisar urgentemente los protocolos administrativos y las condiciones en que se encuentran los animales”, señalan.

Las organizaciones firmantes, que incluye a Puerto Rico Sin Zoo, informaron que radicaron una querella formal ante el USDA para que investiguen cualquier irregularidad con las muertes de animales en el Zoológico de Puerto Rico.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM