Menú

Por cenizas de carbón: irremediable el daño al acuífero del sur

“Ya existe prueba suficiente para que el Departamento de Recursos Naturales y la EPA requieran a AES monitorear y muestrear otros lugares, especialmente los que estén cerca de pozos de agua potable”, reclamó la abogada y activista en Derecho Ambiental, Ruth Santiago Quiñones.

montana de cenizas de carbon de la empresa AES

En poco más de un año, los químicos detectados en el acuífero bajo la montaña de cenizas de carbón de la empresa AES en Guayama -como selenio, litio y molibdeno- rebasaron entre cuatro y 14 veces los máximos permitidos por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA, en inglés), revela el más reciente análisis de aguas subterráneas.

La ingesta de estos tres elementos ha sido asociada a la inflamación de la piel, dolores agudos, vómitos, debilidad, disfunción hepática y muerte por envenenamiento, según la Agencia para Sustancias Tóxicas del Departamento de Salud de los Estados Unidos.

Durante este periodo, también metales pesados como el arsénico quintuplicaron su concentración hasta rozar el nivel de toxicidad establecido por la EPA, mientras que otros como plomo y cadmio también reflejaron alzas significativas.

Considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los 10 químicos más preocupantes para la salud pública, el arsénico en agua tiene efectos cancerígenos, de acuerdo al Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, de la OMS. Aun en dosis bajas, puede causar irritación del estómago, los pulmones e intestinos, y a largo plazo, problemas con el desarrollo, neurotoxicidad, diabetes y enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

“Esas no son buenas noticias para el país”, alertó el doctor en Biología y catedrático de la Universidad de Puerto Rico, Arturo Massol Deyá. “Previamente, La Perla del Sury el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) habían informado que los niveles estaban próximos a rebasar lo que se considera seguro en aguas subterráneas. Y eso es lo que evidencian las más recientes observaciones”.  

“Ahora, el problema es queuna vez la contaminación llega al agua, ya no está solo en ese lugar. La contaminación continúa su paso, dispersándose, y entonces un problema local se convierte en un problema regional, que atenta contra el área sur”, agregó.

“Con esto se confirma la mala noticia del año pasado”, expresó por otra parte Osvaldo Rosario López, doctor en Química y asesor en Puerto Rico para la Administración Federal de Drogas y Alimentos. “Está contaminado el acuífero en el perímetro de la planta de AES y no hay duda de que es la ceniza de carbón la causante de esa contaminación”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodicoLaPerla.com