Menú

Portándonos bien

Por Tatiana Hernández

Tatiana

No soy persona de dietas y mucho menos contemplaba dejar de tomar Coca Cola. ¡En mi vida! Sin embargo, durante mis primeras semanas trabajando como Asistente Administrativa Ejecutiva del licenciado Lloveras, Diana Betancourt me dijo “eso lo vas a dejar…”.

Jamás pensé que un año después encontraría mi camino con el Programa de Bienestar que ofrece nuestra organización. Entre los pasos y la nutricionista he visto los cambios notables en muchos de los compañeros y sólo me sirven de motivación.

Me uní al Programa y tengo que confesar que me resistí al cambio. Al principio, encontré el conteo de pasos muy abrumador -no me encantan las competencias- y la tarea de medir lasporciones y cargar con una colección de seis a ocho envases, fue bastante complicada.

Pero llegó el momento. A pesar de que no siempre llego a los 10k pasos requeridos diarios, puedo descansar tranquila sabiendo que a pesar de que a veces sólo llego hasta 9k, en otras ocasiones llego a los 15k. Esto, querido compañero, es un logro épico, pues antes si lograba completar 3k era un milagro.

Entonces, ahora sigo la dieta que Carla preparó para mí. Para dejar de tomar Coca-Cola, me hago dos tazas al día del “Green Tea” que tanto recomienda Andria Satz. Y entonces, durante los días de crisis logro saciar las ansias tomándome una Coca Cola ZERO que Carlos Sepúlveda me enseñó a tomar -Ojo: prefiero tomar agua.

Ya han pasado dos meses desde que comencé a entrenar con un Personal Trainer. Dos meses desde que le incorporo semillas de Chía en mis alimentos. Dos meses desde que tomé la decisión de aceptar los cambios que tienen para mí, el Programa de Bienestar y la Organización.

Con un tamaño más pequeño de pantalón, me alegra decir que esto no sería posible sin mis compañeros de Oficina Ejecutiva y sin el apoyo de todos.

¡Que sigamos rebajando y poniéndonos más saludables!