Menú

Preocupante el incremento de fuegos forestales

Atribuyen el aumento a los efectos del cambio climático.

Preocupante el incremento de fuegos forestales

Algunos sectores a campo abierto de San Sebastián han estado ardiendo en llamas desde hace casi un mes, cuando lo típico en este municipio es la constante precipitación de lluvia.

Javier Jiménez, alcalde del ayuntamiento, expresó que los fuegos “este año han sido con mucha más intensidad y mucha más frecuencia que ningún año anterior. Y llevo 16 años de alcalde. Esto nunca había ocurrido así”.

Jiménez contestó la llamada de EL VOCERO el sábado en la tarde, cuando precisamente se encontraba atendiendo el reporte sobre un fuego en el barrio Guacio.

“Ese fuego (el de Guacio) surgió como a las 2:00 p.m.”, sostuvo.

Aunque Jiménez sospecha que algunos de estos incendios podrían ser intencionales —porque ocurren en la noche o de madrugada—, indicó que se han registrado siniestros a tempranas horas del día con mucha más frecuencia que en años anteriores.

“El clima aquí usualmente es de mucha lluvia”, añadió el alcalde. “Y últimamente ha sido bastante seco. Imagínate, cuando San Juan ha estado en sequía, aquí se han registrado inundaciones. Esto antes era mucha lluvia”, reconoció.

Alza exponencial

Al finalizar enero, el Negociado del Cuerpo de Bomberos había registrado 337 fuegos forestales, un aumento de 240 en comparación con el año pasado para la misma fecha. Al 25 de febrero la cifra de incendios ya había escalonado dramáticamente, con un total de 905 reportados.

Según señaló a EL VOCERO Javish Collazo Fernández, designado comisionado del Cuerpo de Bomberos, la “temporada de fuegos forestales debe comenzar el 2 de febrero, pero la realidad es que por el cambio climático las cosas han cambiado mucho”.

Un total de 2,077 incendios forestales fue registrado en 2020. “Hemos visto un aumento, definitivamente. Antes yo comenzaba a mitigar en diciembre, pero ahora estos cambios nos han obligado a cambiar los hábitos de mitigación”, admitió Collazo Fernández.

“Los patrones son inusuales. En San Sebastián estamos trabajando muchos fuegos forestales y no es un área en donde normalmente ocurran este tipo de incendios, de esta magnitud e intensidad. Vemos que usualmente la zona sur es la más afectada, pero ahora estamos viendo que la zona suroeste también se está viendo afectada”, apuntó.

Redoblan los esfuerzos

Para atender la crisis, el designado comisionado adelantó que tiene planes de readiestrar al personal y cambiar la ubicación de los bomberos forestales.

“Parte de nuestro plan de trabajo lo vamos a cambiar. Estoy trabajando para que la brigada de fuegos forestales sea para que la tengamos todo el año (…) Los tenemos que tener activos todo el año porque las épocas de sequía y los patrones de lluvia han cambiado. Y esto nos obliga a adaptarnos a esa nueva realidad”, detalló.

Aunque admitió que “eventualmente sí sería necesario”, por el momento no contempla nuevos reclutamientos. “No vamos a reclutar, vamos a readiestrar. Yo quisiera que hubiese una propuesta federal que dijera que vamos a aumentar 100 bomberos forestales (…) Por el momento estamos completos. Entendería que eventualmente sí sería necesario”, expresó el funcionario.

Se afectan la flora y la fauna

Darien López, oficial de manejo del Bosque Seco de Guánica del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), informó, por su parte, que actualmente se está compilando información sobre cómo se ha visto afectada la flora y la fauna en las zonas en que se han desarrollado los fuegos.

Los fuegos se han reportado en lugares atípicos. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

“Siempre hay una pérdida que no podemos cuantificar. Hay especies que son bien vulnerables, que pierden su hábitat”, apuntó López. Indicó que también se proponen investigar cuántos de estos fuegos son provocados por individuos.

“En el Caño Tiburones (en el municipio de Arecibo), por ejemplo, hay fuegos que surgen porque hay personas que les gusta cazar jueyes. Y ellos provocan fuego en sus cuevas para que los jueyes salgan”, agregó el funcionario del DRNA.

López admitió que le ha llamado la atención los incendios reportados en áreas inusuales.

“El área de San Sebastián es la que más me ha llamado la atención. Estas son áreas donde siempre reciben algo de precipitación de lluvia. Pero ha habido unos cambios en esta temporada, donde el nivel de lluvia ha sido mínimo y la concentración de fuegos se ha dado en zonas donde típicamente no existen”, reconoció.

“El cambio climático es real”

Para la ambientalista Myrna Conty, los siniestros a campo abierto son parte del efecto dominó que ha generado el cambio climático. Y entiende que gran parte de la situación se debe a la inacción de las entidades gubernamentales responsables de mitigar los efectos en la Isla.

“El cambio climático es real. Hemos visto cambios en sequía, épocas en que antes no había lluvia, ahora hay mucha lluvia, y en lugares donde no se registraban fuegos, ahora hay muchos fuegos”, agregó Conty.

“La base fundamental de lo que está sucediendo se debe a los gases invernaderos, producidos por la quema de combustibles fósiles”, puntualizó.

Conty recalcó la lucha que libran los grupos ambientalistas en Puerto Rico, que desde hace décadas acuden ante la Asamblea Legislativa a presentar ponencias y propuestas para cambiar el sistema energético a uno que promueva la energía renovable.

“Esto es un conjunto de cosas que no debemos aislarla a una sola, a un solo factor. Estamos luchando para que nuestro sistema energético cambie al uso de energía renovable y con eso vamos a ayudar al planeta en la minimización de esos gases que se producen”, explicó.

“Le llevamos la propuesta al gobierno, que se llama Queremos sol, pero no se ha hecho nada con eso”, señaló.

Así como en Puerto Rico, en un sinnúmero de lugares en el mundo es exponencial la cantidad de incendios a causa del cambio climático. Por ejemplo, en 2019 se registró un incendio sin precedente en la Amazonia que cobró la vida de innumerables especies de animales, además del daño a la flora.

Lo mismo ocurrió en Siberia, partes del Ártico, Groenlandia y Alaska, en junio y julio de ese mismo año, según reportes de las Naciones Unidas.

Un informe de la ONU señala que las “zonas de Europa también sufren incendios forestales. Los satélites registran, además, fuegos generalizados y actividades de quema en países del sur de África tropical como Angola. Cientos de megatoneladas de gases que intensifican el calentamiento global están siendo liberados a la atmósfera”.

Sobre el informe de la ONU, la ambientalista Conty alertó: “Si no hacemos nada, esto seguirá empeorando. Vendrán huracanes más fuertes, más temporada de sequía y más incendios forestales. La gente tiene que entender eso”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElVocero.com