Menú

Publican libro sobre la historia del agua en San Juan

La indagación que documenta el libro es extensa e internacional

Ana Teresa Toro

Especial para El Nuevo Día

“La troncal principal todavía va por aquí. Se trajo de Bélgica. Fue un problema poder traer esos tubos, no podían entrar barcos. Hubo que esperar que terminara la guerra para poder traer los tubos que faltaban”.

Lo cuenta el historiador y planificador Aníbal Sepúlveda Rivera, quien ha dedicado su vida y obra profesional al estudio y análisis del desarrollo de nuestra capital, San Juan de Puerto Rico. Esta vez, lo ha hecho pero desde un nuevo filtro -literal y simbólico-, lo ha hecho desde las rutas del agua. ¿Cómo lograron tener agua potable los sanjuaneros? ¿Cómo influyó el proyecto del acueducto de San Juan en la expansión de la ciudad? ¿Por qué los sanjuaneros no conocen el Río Piedras, nuestro único río urbano en San Juan? ¿De dónde viene el agua que consumimos? La lista de preguntas es inagotable, pero su nueva publicación las explora, generando a su vez nuevas interrogantes.

Se trata de su más reciente libro, “Acueducto: Historia del agua en San Juan”, una publicación de Para la Naturaleza, entidad que ha sido fundamental en los más de diez años de investigación que requirió la creación de este documento de corte historiográfico y documental que, a su vez, opera como un manual para la anhelada restauración del antiguo acueducto de San Juan.

Es un libro robusto, grande, pesado, como sentimos el cuerpo cuando lo pasamos por agua. Está repleto de mapas, imágenes y planos de construcción, que el autor ha trabajado digitalmente con gran minuciosidad, destacando así el universo subterráneo de esta indispensable pieza de ingeniería en la ciudad. El tratamiento de las imágenes y el diseño del propio libro aluden también a esa idea. Es un libro pasado por agua.

Sigue leyendo el artículo en El Nuevo Día.

Aníbal Sepúlveda