Menú

“Puerto Rico is open for business” pero….

Jaresko, Rosselló Nevares y CPA's dialogan.

economista Joaquin Villamil

Mientras el gobernador Ricardo Rosselló Nevares promulga el lema “Puerto Rico está abierto para negocios”, convertir la palabra en acción requerirá, más que ajustes fiscales, cambios estructurales en tiempo récord.

La carrera contra el reloj, avisada en un análisis de Estudios Técnicos, Inc. y por la directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko, busca aprovechar la catapulta económica que representa la inyección de fondos federales, otorgados para la recuperación tras el huracán María.

“¿Por qué ahora? Si hay algún resquicio de esperanza de ese huracán tan horrendo, no solo es que vamos a reconstruir nuestra infraestructura, sino que esperamos que sea mejor a como estaba. Cuando salgamos de ese período de estímulo, en el cual podemos implementar las reformas, y cuando ese estímulo comience a caer porque los fondos federales disminuyeron por haberse completado el trabajo, hayamos creado una tendencia económica nueva”, afirmó Jaresko.

Sus declaraciones formaron parte de un mensaje que brindó ante el Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CCPA) en la Conferencia de Desarrollo Económico.

En la mirilla inmediata, según Jaresko y Rosselló Nevares, se encuentran tres elementos crónicos: reducción del costo de energía eléctrica, reforma laboral y facilitar el proceso para hacer negocios en la Isla.

“Puerto Rico está abierto para hacer negocios y no solo eso, lo vamos a hacer más fácil para que se hagan negocios aquí”, apuntó Jaresko tras aludir a la posición de la Isla en escalas mundiales que comparan el tiempo que toma a una jurisdicción otorgar permisos o registrar propiedades.

El Primer Ejecutivo, por su parte, exclamó que la carencia de confiabilidad y resiliencia del sistema eléctrico actual es un factor limitante para, por ejemplo, el crecimiento de negocios locales, por lo que arreglarlo redundaría en retención de empleos.

“En el caso de energía, determinamos que el mecanismo más efectivo para hacer esto ante la crónica deficiencia que hemos tenido en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), pues es hacer un modelo de privatización, concesión y de venta de activos a través de los recursos que se tienen”, aseguró, por su parte, Rosselló Nevares.

“Eso nos lleva a donde queremos estar. La privatización no es el fin, es el mecanismo para poder lograrlo”, añadió el gobernador, quien se presentó solo.

Alta dependencia en la inversión

A ese dinero proveniente de los Estados Unidos parece adjudicársele gran parte o la totalidad del crecimiento económico de la Isla por los próximos años. Sin embargo, y tal como exclamaron los deponentes, de nada valdrá si no se emplea en reformar estructuralmente al País.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com