Menú

Punta Ballena

Guánica / Yauco

La Reserva Natural Punta Ballena es un área relativamente plana en la costa del Bosque Estatal de Guánica, que se ubica entre dicho municipio y Yauco, en la Región Sur de Puerto Rico. También conocido como el Bosque Seco de Guánica, es el bosque de su clase más importante en todo el Caribe, y fue designado Reserva de la Biósfera por las Naciones Unidas en el 1985 por ser uno de los bosques secos tropicales más representativos de todo el planeta.

El bosque ocupa alrededor de 9,266 cuerdas en el litoral de la zona más seca de Puerto Rico. En promedio, se registran en el área solamente unas 31 pulgadas de lluvia al año, lo que representa casi la mitad de las 57 pulgadas que se registran al año en la Reserva Natural Hacienda La Esperanza en Manatí. La diferencia tan grande en precipitación anual se debe a que prácticamente toda la Región Sur de Puerto Rico se encuentra en la sombra de lluvia de la Cordillera Central.

Esto significa que gran parte de la humedad que traen del océano los vientos alisios y la que se evapora de la superficie, se condensa mientras éstos suben al lado norte de la cordillera y las sierras asociadas, precipitándose desde la altura. Cuando los vientos llegan al lado sur de las montañas ya se encuentran muy secos, y aumentan su temperatura por compresión, lo que resulta en las condiciones climáticas de la sombra de lluvia (orográfica) que caracteriza la región. Se trata de la otra cara del patrón del ciclo hidrológico observable sobre El Yunque desde el Faro de Las Cabezas de San Juan.

Aunque la Reserva contiene una gran diversidad de ecosistemas, como manglares salitrales, lagunas, radas, playa y un matorral costero, la mayor cobertura del área es del bosque seco, donde predominan especies altamente adaptadas para sobrevivir bajo condiciones climatológicas extremas y escasez de material orgánico en los suelos, como cactáceas, suculentas y arbustos espinosos.

Los diversos ecosistemas de la Reserva también sirven de hábitat para numerosas especies raras, amenazadas o en peligro de extinción, tales como el sapo concho, el guabairo, la mariquita y el manatí. Distintas tortugas marinas también utilizan su playa como área de anidaje. Las 136 especies de aves documentadas en la zona, que incluyen 12 especies endémicas y numerosas aves migratorias, le han hecho parte del Área Importante para las Aves del Caribe, delimitada por BirdLife International.

Las 167 cuerdas de terrenos que componen la Reserva Natural Punta Ballena fueron adquiridos por el Fideicomiso de Conservación en conjunto con el Programa de Patrimonio Natural del Departamento de Recursos Naturales en el 1991, luego de que los predios estuvieran amenazados por un desarrollo propuesto para un complejo turístico. Bahía Ballena fue designada Reserva Natural por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y la Junta de Planificación en octubre del 1997.

Encuentros con la Naturaleza y Participación Ciudadana

El Fideicomiso de Conservación regularmente coordina recorridos interpretativos de la Reserva Natural Punta Ballena a través de sus Encuentros con la Naturaleza. Los Talleres de Inmersión en la Naturaleza celebrados en el Área Natural Protegida Hacienda Buena Vista también incluyen una visita a esta Reserva.

Para mayor información sobre estos programas y otras actividades disponibles, oprima aquí.