Menú

Reserva Natural Punta Guaniquilla

Cabo Rojo, Puerto Rico

En Punta Guaniquilla encontramos uno de los lugares más extraordinarios de todo Puerto Rico: el paisaje de rocas en el agua de su laguna, que bien podría parecer sacado de otro planeta. Estas formaciones rocosas son parte de la franja kárstica del sur y datan de procesos geológicos de más de 11,000,000 años atrás, cuando la Sierra Bermeja de Lajas era una isla más del archipiélago de Puerto Rico.

El acceso principal del área sirve para dejar atrás el típico ruido de la actividad humana en  las playas, dando paso a los delicados ecosistemas marítimo-terrestres de esta reserva natural. Entre estos predomina el bosque seco, junto a pastizales, salitrales, mangles y la imponente Laguna Guaniquilla, que sirve de importante refugio para aves migratorias protegidas tanto a nivel local como a nivel federal, y que visitan el área cada invierno desde lugares tan lejanos como la tundra canadiense.

Por ello, Punta Guaniquilla está también designada como un Área Importante para la Conservación de las Aves, una clasificación que otorga la organización BirdLife International para aquellas área que son cruciales para la supervivencia de especies tanto endémicas, como nativas y visitantes. De hecho, aquí se encuentran quince de las diecisiete especies de aves endémicas de Puerto Rico.

Sus ecosistemas, además, sirven de hábitat para numerosas especies de flora y fauna que son raras o se encuentran en estado crítico de conservación o en peligro de extinción. Debido a todas estas razones, Punta Guaniquilla representa un frágil tesoro natural único para todos los puertorriqueños. Ayúdanos a mantenerla saludable.