Menú

Reabren dos escuelas en Guánica

Estuvieron cerradas desde el destructor terremoto de 2020.

Por primera vez desde el terremoto de magnitud 6.4 ocurrido el 7 enero de 2020, unos 500 estudiantes de las escuelas Agripina Seda y Áurea Quiles de este municipio pudieron regresar ayer a los salones, que aunque son modulares permiten que las clases sean presenciales.

Al igual que en la mayoría de las escuelas en las que comenzó ayer el segundo semestre académico, los planteles en Guánica se dividirán en turnos para que los grupos puedan recibir dos días de clases presenciales cada semana. Los turnos se mantendrán hasta que extiendan los módulos y puedan ampliar las cursos presenciales a los estudiantes. La construcción de los módulos costó $7 millones, según se informó.

El gobernador Pedro Pierluisi acudió ayer a la reapertura de la escuela Agripina Seda, junto al designado secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés.

“A partir de marzo esta escuela se va a seguir expandiendo para que la intermedia y la superior tengan sus facilidades. Ahora mismo son módulos temporeros que se pueden usar por un largo periodo. Los acabamos de inspeccionar. Son cómodos, seguros, resistentes y tienen sistema de aire acondicionado. Está diseñada para estos tiempos de pandemia (de covid-19) como los que estamos viviendo y reciben aire de afuera constantemente”, indicó el primer ejecutivo.

“Los niños y las niñas están felices y se les nota. Tuvieron que esperar un largo tiempo para la educación presencial que hoy es una realidad”, agregó.

Las escuelas públicas del País retomaron ayer la educación presencial, que fue retrasada debido al repunte de casos de covid-19 causado por la variante ómicron. Para que puedan acudir a los salones de clases, es requisito que para el 31 de enero los estudiantes entre 5 y 11 años tengan las dos vacunas contra el covid-19, y los de 12 años en adelante deben tener la dosis de refuerzo.

“Todas las escuelas han comenzado. Tenemos que recordar que la foto emblemática del terremoto fue la escuela (Agripina Seda) derrumbada y eso tiene un significado. Esto nos permite que los estudiantes puedan verse, puedan compartir e interactuar”, sostuvo el secretario de Educación.

“Es el comienzo de la reconstrucción del sistema educativo y lo que implica esto es la apertura de una escuela que estuvo cerrada”, puntualizó.

Adelantó que en agosto tendrán módulos similares en escuelas de Yauco, Guayanilla y Peñuelas, que también se vieron afectadas por los terremotos de 2020.

Explicó que en Guánica los estudiantes de la escuela intermedia Agripina Seda acudirán a los salones modulares por la mañana, mientras que los de la escuela Áurea Quiles tendrán las clases en la tarde.

“Eso es hasta marzo. En marzo debemos tener los modulares en ese mismo lugar para que la (escuela) Áurea Quiles tenga los salones a la misma hora que opera la Agripina Seda”, explicó Ramos Parés a EL VOCERO.

El funcionario no precisó si en estas escuelas ha habido baja en la matrícula luego de que permanecieran cerradas a causa del terremoto que destrozó ambas estructuras. Según señaló, ya no hay en Guánica escuelas públicas que estén enseñando a distancia, pero confirmó que algunas todavía utilizan la modalidad híbrida, con una parte de los estudiantes a distancia y otra parte en el plantel.

Sobre el regreso a clases, Ramos Parés informó que visitó varias escuelas y sintió las “ganas de regresar” tanto por parte del personal como del estudiantado.

Vacantes en los planteles

Por otro lado, Educación informó que al día de ayer habían 308 plazas docentes vacantes en las escuelas.

Bajo la categoría de personal docente se agrupa a los maestros especializados, ocupacionales, de educación Montessori, de educación especial, elemental y superior. También a los trabajadores sociales y consejeros profesionales.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM