Menú

Saildrone: los drones acuáticos que investigan la intensidad de los huracanes en las costas de Puerto Rico

Cinco vehículos de superficie no tripulados forman parte de una misión de la NOAA, y dos de ellos se destacaron en las aguas locales. Aquí te explicamos su función.

Un dron acuático de la compañía Saildrone, famoso por convertirse el pasado septiembre en el primer vehículo no tripulado en capturar en vídeo cómo luce el interior de un huracán, fue observado el fin de semana pasado en aguas de la costa norte de Puerto Rico, a una corta distancia de El Morro, en el Viejo San Juan.

El aparato color naranja capturó la atención de usuarios en las redes sociales. Pero su presencia en aguas locales no es reciente, pues se trata de uno de cinco drones desplegados en aguas del océano Atlántico, en una misión especial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés) para aprender más de los huracanes que pasan por el Caribe.

El meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, explicó a El Nuevo Día que el avistamiento no debe ser motivo de alarma, pues el propósito es obtener datos que, de otra manera, serían difícil o quizá imposibles de obtener.

“Esos drones fueron instalados en las aguas para capturar información en la superficie de los huracanes, digamos en tiempo real. Sabemos que todavía hay trabajo que hacer en términos de mejorar los pronósticos de intensidad de un huracán. En la trayectoria hemos llegado bastante lejos en mejorar ese pronóstico, pero en la intensidad todavía nos queda trabajo”, abundó.

Según publicaciones de la NOAA, la misión se extendería desde el 1 de agosto al 31 de octubre en cinco áreas de interés en el océano Atlántico, en “donde las posibilidades de que ocurra un huracán son altas”. El periodo seleccionado coincide con el pico de la temporada de huracanes, donde se han formado ciclones como el huracán María en el 2017.

El saildrone desplegado al norte de Puerto Rico se llama SD-1060. Otro idéntico está en aguas del sur, el SD-1048.

Saildrone anunció la misión en colaboración con la NOAA a principios de junio. Tres de los cinco vehículos de superficie no tripulados (USVs, en inglés) fueron desplegados desde las Islas Vírgenes Estadounidenses en agosto, y la meta principal era mejorar la comprensión de los cambios en la intensidad de los ciclones tropicales.

“Estos USVs estarán equipados con ‘alas de huracán’, diseñadas para permitirles operar en condiciones extremas. Están diseñados para soportar vientos de más de 70 millas por hora y olas de más de 10 pies que ocurren durante un sistema atmosférico como un huracán”, indicó en ese entonces la empresa con sede en California.

Los hallazgos

Un equipo de expertos del Pacific Marine Environmental Laboratory (PMEL) y del Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico (AOML, en inglés) de la NOAA mantuvo un blog sobre algunos de los hallazgos de la misión. La primera publicación fue el pasado 11 de agosto, cuando se destacó que el dron acuático al sur de Puerto Rico capturó a la depresión tropical Fred a su paso por el Caribe.

Días después, el 18 de agosto, los investigadores informaron que Grace, que pasó al sur de Puerto Rico como tormenta tropical y horas después se debilitó a depresión, pasó por encima de ambos USVs en las costas de la isla entre los días 15 y 16 del mismo mes.

Quizá el evento más significativo de la misión ocurrió a finales de septiembre, cuando el Saildrone Explorer SD-1045 capturó en imágenes el interior del poderoso huracán Sam, literalmente contra viento y marea: se enfrentó a olas de 50 pies y vientos de 120 millas por hora.

En un comunicado de prensa sobre el evento, la NOAA destacó que el dron acuático “nos está dando una visión completamente nueva de una de las fuerzas más destructivas de la Tierra”.

El SD 1045, al igual que los otros cuatro USVs de Saildrone, tiene sensores meteorológicos y oceanográficos que funcionan con energía solar, y recopila datos en tiempo real que luego transmite por satélite.

Un portal del AOML con datos en tiempo real muestra con una línea roja los movimientos de ambos drones acuáticos destacados en el norte y el sur de Puerto Rico, así como su ubicación actual. Según las imágenes, tanto el SD-1048 como el SD-1060 se han ido alejando poco a poco hacia el este de la isla, y actualmente se encuentran cerca de su punto de origen, en las Islas Vírgenes Estadounidenses.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM