Menú

Se fortalecen las iguanas tras el paso de María

Población de gallinas de palo no se trastocó con el paso del huracán.

iguanas

Al parecer, la reproducción de iguanas -conocidas también como gallinas de palo- se fortaleció tras el paso del huracán María, provocando el escenario perfecto para los productores, a nivel comercial, de la carne de este reptil que sigue colocándose como un producto “gourmet” en el mercado gastronómico de Estados Unidos.

El trabajo en la empresa Best Iguana Puerto Rico Meat, en Canóvanas -compañía que se dedica a procesar y empacar la carne de iguana para exportarla a Estados Unidos- se ha duplicado desde el pasado mes de enero, según destacó a Primera Hora su propietario José Monge.

“Nosotros pensábamos que el huracán había afectado a la población, pero muchacha fue lo contrario… yo te diría que ahora se ven el doble que antes. A nuestro entender, el huracán María no le hizo ningún daño a este tipo de animal”, destacó el hombre.

Aunque el negocio estuvo cerrado cuatro meses -por la falta de energía eléctrica en Canóvanas- dijo que el retorno ha sido favorable, precisamente, por la cantidad de iguanas que se hacen “más visibles” y fáciles de cazar.

De hecho, tuvieron que hacer una convocatoria en redes sociales buscando personas que quieran participar del negocio.

“Se buscan cazadores de iguanas y/o se compran iguanas vivas. Todas las que quieran traer, siempre y cuando, sean tamaño razonable”, dice el mensaje difundido públicamente.

Monge dijo tener en agenda muchos pedidos de carne de iguana -que principalmente es exportada a Los Ángeles, San Francisco, Houston y Nueva York, entre otros lugares de Estados Unidos- por lo que necesita “urgente” cazadores que lo ayuden a cumplir con la demanda.

Según la página del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para atrapar las iguanas sin hacerse daño y sin dañar al animal, los expertos usualmente usan trampas no letales (las cuales tienen un costo de entre $65 y $125) o una “vara de amarre” con la cual capturan los reptiles tratando de enlazarlas por el cuello y una pata delantera o por la cintura.

Lea la noticia en PrimeraHora.com