Menú

Se propaga por primera vez especie en estado critico de extincion.

Alcides L. Morales-Pérez, Coordinador de Manejo de la Reserva Natural Hacienda La Esperanza logró conseguir por primera vez frutos del Auerodenron pauciflorum de una de las únicas dos poblaciones conocidas en Puerto Rico y logró su propagación por primera vez en la historia de la recuperación de la especie.

La zona del karso alberga la mayor extención de bosque contínuo en todo Puerto Rico y gracias a esta cobertura forestal yace su importancia como zona de recarga de acuiferos y como resultado es de suma importancia como abastecimiento de agua y bienestar de muchas comunidades de la isla. De igual manera la zona del karso posee una gran diversidad de fauna y flora, donde el grupo de las plantas está representado por un 52% del total de la flora nativa. Se han identificado 21 especies de plantas que están distribuidas en la zona del karso que tiene diferentes grados de protección legal y muchas de ellas son extremadamente raras y se conoce muy poco lo que dificulta los esfuerzos de recuperación.

Un ejemplo es el árbol cuyo nombre científico es Auerodendron pauciflorum, Esta especie es tan rara que no tiene ni nombre común y está designada en peligro de crítico de extinción por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA), y el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS en Inglés). Éste árbol de tamaño pequeño a mediano actualmente es conocido de 2 poblaciones restringidas a la zona boscosa del karso norteño en el área nor-oeste de Puerto Rico, donde solo se conocen poco más de 20 individuos (USFWS, 2017). La especie fué colocada en la lista federal de especies en peligro de extinción en el 1994. Esta planta está amenazada por la modificación o destrucción de su hábitat debido a la presión de desarrollo de proyectos turísticos y residenciales no sustentables al igual que autopistas en el área. El hecho de que las poblaciones de Auerodendron pauciflorum ocurren en terrenos vulnerables a desarrollo es de preocupación. Dado al número tan reducido de individuos y que no se ha encontrado reclutamiento natural de la especie en estado silvestre esto es una amenaza a la especie debido a que cualquier disturbio humano o desastres naturales como huracanes pueden eliminar las poblaciones conocidas.

Alcides L. Morales-Pérez, Coordinador de Manejo de la Reserva Natural Hacienda La Esperanza logró conseguir por primera vez en el 2018 frutos de este árbol de una de las únicas dos poblaciones conocidas y logró su propagación por primera vez en la historia de la recuperación de la especie. Basado en la importancia de este evento, iniciamos una colaboración con el DRNA y el USFWS para establecer nuevas poblaciones de Auerodendron pauciflorum en terrenos protegidos de la zona del karso norteño donde se incluye a la Reserva Natural Hacienda La Epseranza (RNHLE) y el Área Natural Protegida de Río Encantado (ANPRE).

Este septiembre del 2020 Para la Naturaleza recibió fondos del USFWS en favor de la recuperación de esta especie, a través de un acuerdo colaborativo con el proyecto “Establishment of endangered Auerodendrum pauciflorum population and habitat enhancement at Hacienda La Esperanza Nature Reserve in Manatí and Río Encantado Natural Protected Area in Puerto Rico”. El proyecto tiene como meta establecer nuevas poblaciones y monitorearlas para entender mejor su crecimiento y estatus fenológico. El proyecto integrará la participación de Ciudadanos Botánicos, grupo de voluntarios certificados de Para la Naturaleza como parte de las metas de reforestación y restauración de hábitat en Puerto Rico.

“Estamos sumamente entusiasmados con este proyecto de recuperación, ya que hoy 15 de septiembre del 2020 hemos sembrado 50 individuos de Auerodendron pauciflorum en RNHLE y próximamente se sembrarán 50 más en ANPRE, aumentando significativamente su población”. Es una gran oportunidad de levantar información vital que ayudará a guiar los esfuerzos de recuperación de esta especie, tales como tasas de crecimiento, cuándo florece y da fruto, al igual que cuáles son sus polinizadores y dispersores de semilla, mencionó Alcides. Este árbol es otro indicador más de la importancia de preservar areas naturales y de estar atentos a cambios en las regulaciones de proteccion al karso y al resto de los ecosistemas de nuestras islas