Menú

Sembrarán 750,000 árboles en siete años

La organización Para la Naturaleza crea el programa Hábitat, que da prioridad a especies nativas, endémicas, raras y en peligro de extinción, y ofrece participación a la ciudadanía

Para La Naturaleza sembrara arboles en Puerto Rico

En respuesta al daño causado por el huracán María, la organización sin fines de lucro Para la Naturaleza creó un programa de recuperación ecológica, cuya meta es la siembra de 750,000 árboles en siete años.

El programa Hábitat dará prioridad a especies de árboles nativos, endémicos, raros y en peligro de extinción, que se sembrarán en áreas naturales protegidas y bosques, pero también en contextos urbanos y costeros.

Además, se sembrarán árboles frutales, aunque no sean nativos o endémicos, ya que el huracán “hizo aún más latente la necesidad de comida”, indicó la gerente de Hábitat, Luisa Rosado Seijo.

“Estamos mejorando nuestra infraestructura de viveros para producir los árboles… identificarlos, buscar las semillas, germinarlas y lograr que los árboles se den para el proceso de siembra. La siembra es significativa, pero lo más importante en términos de tiempo y compromiso es la parte del vivero, que puede tomar entre uno y tres años”, agregó.

Rafael Rivera Martínez, director de Áreas Naturales Protegidas de Para la Naturaleza, dijo, por su parte, que algunas de las especies a sembrarse son cóbana negra, matabuey, palo de jazmín, palo de nigua, higüerita de sierra, violeta, retama San José y roble nativo.

Rol protagónico

Ambos destacaron que los ciudadanos tendrán un rol protagónico tanto en la siembra como en el cuidado de los árboles.

Mencionaron que Hábitat provee para que “se dé una negociación” con las comunidades, a fin de escoger especies de árboles idóneas para sus zonas, pero que también sean de su agrado.

“Será un trabajo colaborativo, en el que nuestro rol será de colaborador”, sostuvo Rosado Seijo.

“Siempre va a haber una pérdida en cuanto a la siembra, pero en la medida en que ayudemos a los árboles, manteniendo el área limpia y dándoles el cuidado apropiado, garantizaremos que esa pérdida sea mínima”, añadió Rivera Martínez.

La intención de Para la Naturaleza es que las comunidades monitoreen y cuiden los árboles sembrados por un período mínimo de cinco años. Transcurrido ese tiempo, la expectativa de sobrevivencia es más alta.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com