Menú

Sin actualizar el mapa de amenaza sísmica en Salinas

La falta de recursos económicos no ha permitido que la Red Sísmica de Puerto Rico incluya la nuevas fallas telúricas que se han descubierto

Red Sísmica de Puerto Rico

Además de las ya conocidas fallas geológicas que bordean Puerto Rico, causantes de la mayoría de los temblores de tierra que se registran en la Isla, existe una extensa y activa franja que recorre gran parte de la zona Sur, central y Oeste del País que no está registrada en los mapas de amenaza sísmica de la Isla.

La Red Sísmica de Puerto Rico, responsable de monitorear e informar sobre los movimientos telúricos en Puerto Rico y gran parte del Caribe, viene observando actividad constante en esa zona. Sin embargo, debido a la falta de recursos económicos para su investigación y documentación, no ha podido ser certificada por las autoridades federales e incluida en los documentos oficiales del Servicio Geológico de Estados Unidos sobre peligrosidad sísmica.

“La falla no es nueva. Es lo que se conoce como la gran falla del sur de Puerto Rico. Es una línea imaginaria que empieza por Salinas, pasa por el norte de Ponce y se extiende hasta Rincón. Pero no aparece en los mapas”, confirmó Víctor Huérfano, director interino de la Red Sísmica, organismo adscrito al Departamento de Geología del Recinto de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Según Huérfano, el mapa de amenaza sísmica en Puerto Rico data del 2002 y no incluye algunas de las fallas que se han descubierto sobre tierra, debido a que el proceso para certificarse es muy riguroso y su agencia no cuenta con los recursos económicos para dedicarle un personal exclusivo a la investigación y documentación de esas zonas.

“Para uno poder incluir una falla dentro de ese mapa hay que pasar por un proceso muy estricto. No es suficiente con decir que hay una falla por aquí. Hay que documentar dónde está la falla, cuál es el potencial de esa falla. Dónde empieza, donde termina, cuál es el movimiento que tiene y muchas cosas más”, argumentó Huérfano.

“Sabemos que la falla está ahí porque tiembla todos los días, pero hay que dedicarle muchos recursos y muchos esfuerzos para desarrollar una investigación bien estricta para poder determinar esos números que son necesarios y que los incluyan en los códigos de construcción. Para eso, hacen falta más investigadores y en la Red Sísmica no tenemos los recursos. Con lo que tenemos, podemos monitorear y diseminar la información, pero para dedicarnos a la investigación, nos haría falta un equipo dedicado a eso”, enfatizó.

De igual forma, Huérfano indicó que esa falla no es la única que transcurre por la zona terrestre de la Isla.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com