Menú

Sin uso 10,000 postes de metal para el alumbrado eléctrico

El material que la AEE rechazó y el alcalde de San Sebastián “rescató” está disponible para una emergencia

Sin uso 10,000 postes de metal para el alumbrado eléctrico

Miles de postes de metal que sirven para el alumbrado eléctrico están depositados en el aeropuerto internacional Rafael Hernández, de Aguadilla, bajo agua, sol y sereno desde hace años sin que hasta ahora se les haya dado uso.

Según el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, se trata de unos 10,000 postes con un valor aproximado de $20 millones.

El ejecutivo municipal aseguró que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) presuntamente se los ofreció a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) luego de que el huracán María destruyera gran parte del sistema energético del País en 2017.

Sin embargo, la AEE los rechazó. Fue entonces que Jiménez aprovechó y los solicitó a través de la Pepino Power Authority, la cual creó para restablecer el servicio de electricidad en su municipio luego del azote de María.

“Esos postes fueron un excedente de material eléctrico que la AEE no quiso. Nosotros a través de la Pepino Power Authority, para que esos postes se quedaran en la nada, pues decidimos pedirlos. Entre una cosa y otra hay postes, algunos de 124 pies o de 35 pies. Hay unas 10,000 unidades y elementos”, dijo Jiménez en entrevista con EL VOCERO.

Los postes están ubicados al lado de la antigua pista del aeropuerto aguadillano, justo donde se levantó una base militar temporal después del huracán.

Jiménez descartó que estuviesen allí abandonados o expuestos a la corrosión porque después de todo son postes que se instalan al aire libre y están hechos para aguantar las inclemencias naturales del tiempo.

“La autoridad no los quiso”

Cuando se le cuestionó por qué la AEE no querría utilizar esos postes en medio de la emergencia post María, cuando cientos de miles de personas estaban sin el servicio de electricidad, lo que habría acelerado cientos de muertes, no había suficiente inventario en la Isla y en Estados Unidos también los necesitaban como consecuencia de los estragos que causaron allá tanto María como el huracán Irma, lo que impedía que se pudiesen exportar, el alcalde dijo desconocer. No obstante, tiene su teoría. “La autoridad no los quiso, no. Yo no sé, todo el mundo sabe cómo son ellos. Yo digo que es por lo mismo que ya no están operando el sistema eléctrico: porque no les importa, aunque sería para ellos una economía de sobre $20 millones en equipo”, destacó el funcionario.

Para que FEMA accediera a entregarle los postes, Jiménez indicó que los convenció de que tenían la experiencia trabajando con el sistema eléctrico a través de la brigada municipal que creó y con la que ayudó a restablecer sobre el 85% del servicio de luz en su pueblo a dos meses del paso de María.

Según el alcalde Javier Jiménez, se trata de unos 10,000 postes con un valor aproximado de $20 millones. >Archivo/EL VOCERO

El ejecutivo municipal reconoció que en este momento no necesita una cantidad tan alta de postes, por lo que su idea es resguardarlos y en caso de alguna futura emergencia poder suplirlos a otros municipios del área oeste.

“San Sebastián toma su energía de Mayagüez. Esas torres ya yo las tengo allí en caso de una emergencia”, afirmó.

Para poder tenerlos en el aeropuerto, el municipio firmó un contrato con la Autoridad de los Puertos que no involucra el desembolso de dinero. El contrato se firmó el 15 de enero de este año y tiene una vigencia de un año, es decir hasta el 15 de enero de 2022.

Jiménez agregó que hace cerca de cuatro meses Puertos le informó que próximamente iniciarían labores de construcción donde están los postes, por lo que el municipio ha comenzado a moverlos. El alcalde aseguró que tiene el espacio para almacenaje, pero apenas cuenta con seis camiones para cumplir con las obligaciones de su ayuntamiento y, además, hacer los traslados de ese equipo. Por ello, en ese periodo apenas ha podido relocalizar 2,000 postes.

“Eso no se mueve de un día para otro. Yo quisiera sacarlos todos mañana, pero eso lo hago dependiendo… todos los días uno o dos viajes”, sostuvo.

Puertos explica el acuerdo

El director ejecutivo de Puertos, Joel Pizá Batiz, manifestó que cuando asumió el cargo de inmediato suscribió un contrato con el alcalde, que ya estaba en posesión de los postes, para darle un marco legal al acuerdo, cosa que no existía antes de su llegada. Enfatizó que en todo momento se estableció que sería un acuerdo temporal. A cambio, el ayuntamiento ofrece el servicio de ornato y desyerbo en la zona.

“En esa área llueve todos los días, el pasto crece con bastante celeridad y por el alcance temporero del contrato, ese fue el arreglo… no podemos tener eso perenne ahí”, explicó Pizá.

El titular de Puertos, Joel Pizá Batiz, no descartó extender el acuerdo sobre los postes cedidos a San Sebastián por un corto periodo adicional. >Archivo/EL VOCERO

Si al finalizar el contrato en enero todavía el municipio no ha podido terminar de relocalizar los postes, -que según Pizá son de “gran dimensión”-, evaluarían distintas opciones y no descartó extender el acuerdo por un corto periodo adicional, pero sujeto a que haya trabajo adelantado del municipio de San Sebastián.

Pizá señaló que su interés es desarrollar esa zona en particular –donde antiguamente el Ejército estadounidense guardaba sus aviones B-52– mediante la construcción de hangares y almacenaje para carga. En las áreas operacionales del aeropuerto aguadillano ya se anunció que se construirá una nueva pista de aterrizaje y se ampliarán los terminales ya existentes, los cuales se han quedado pequeños para la operación actual.

LUMA le pone el ojo

Por su parte, LUMA Energy, el consorcio que desde el 1ro de junio se hizo cargo del sistema de transmisión y distribución de energía en la Isla, dijo a través de una escueta declaración escrita que está “en conversaciones” con el alcalde de San Sebastián y con Puertos “para ver si podemos rescatar estos materiales y darles un buen uso”.

FEMA confirmó que en diciembre de 2019 le transfirió al municipio de San Sebastián, a través de la Administración de Servicios Generales de Puerto Rico (ASG), los postes de tendido eléctrico localizados en Aguadilla.

“A tenor con esa transferencia, los postes son propiedad del municipio de San Sebastián”, señaló la agencia por escrito, sin detallar por qué se tomó esa decisión.

Urgen trabajo coordinado

Mientras, para el ingeniero Tomás Torres Placa, representante del interés público ante la Junta de Gobierno de la AEE, si los postes ya fueron donados o acreditados al ayuntamiento de San Sebastián lo importante es asegurar que se utilicen para ahorrarles dinero a los consumidores.

No obstante, alertó que el problema ahora es que se han empezado a colocar nuevos postes sin la debida coordinación entre las agencias y utilidades privadas como los servicios de cable tv y telefonía, cuyos cables se mantienen a través de los antiguos postes de madera de la AEE, que están doblados, dañados y que en muchos casos representan un peligro para las personas. A su juicio, esos viejos postes no deben permanecer en pie porque a la larga provocarán un problema mayor.

“Los centros urbanos tienen una infraestructura crítica de Policía, bomberos, la gerencia de los municipios y otros y es allí donde se tiene que asegurar el servicio eléctrico. Estos trabajos de reemplazo de postes se tienen que coordinar y no se está haciendo. Para asegurar que el espacio se utilice bien, ya sea soterrado o de otra forma, hay que asegurar un servicio a esos centros urbanos y hay que priorizar ese servicio en coordinación con telefonía, cable tv y el servicio de agua… de lo contrario vamos a tener dos sistemas, el que pagó FEMA y el del resto de las utilidades”, advirtió Torres Placa.

Al cierre de esta edición la AEE no había respondido un pedido de información sobre este asunto.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM