Menú

Trío de adultos mayores exaltan los beneficios de servir en proyectos de protección del ambiente

Los tres son amantes de la naturaleza, se preocupan por la conservación de nuestros recursos naturales y han ayudado en múltiples iniciativas

Hector Rivera Marta Alvarez Luis Velez Amantes De La Naturaleza

No existe un límite de edad para servir, aprender nuevas disciplinas, conocer personas de diversos trasfondos socioeconómicos y profesionales y, de paso, divertirse y llevar un estilo de vida saludable.

Héctor M. Rivera Claudio y la pareja de Marta Álvarez Rivera y Luis Vélez Galán lo han demostrado en el Programa de Voluntarios de la organización Para la Naturaleza, a la que pertenecen hace 15 y 10 años, respectivamente.

Sus historias se entrelazan en varios aspectos. Héctor y Luis son contadores y, al igual que Marta, son líderes en el Programa de Voluntarios, lo que significa que se han capacitado en diversos temas y tienen un compromiso y una participación en varios proyectos de manera continua.

Los tres son amantes de la naturaleza, se preocupan por la conservación de nuestros recursos naturales y han ayudado a hacer censos de aves, evaluar el estado de los recursos naturales en diversas partes del país, estudiar la población del juey y el estado de nuestras costas, entre otros.

Héctor, de 67 años, llegó a Para la Naturaleza con un bagaje significativo: era instructor de natación y pertenecía a diversas organizaciones, como la Sociedad Espeleológica, la Asociación de Acampadores de Puerto Rico y la Sociedad de Historia Natural, jugaba tenis y navegaba en kayak.

“Siempre me ha gustado la naturaleza y por eso visitaba las propiedades del Fideicomiso (antiguo nombre de Para La Naturaleza) y me fui envolviendo en el Programa de Ciudadano Científico. Soy un ‘freak’ de la naturaleza. Yo soy de los que abrazo a los árboles, porque tienen energía y están vivos”, se describe a sí mismo.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com