Menú

Turismo y Comunidad: Un acto de equilibrio en el Viejo San Juan

Del escritorio del Publisher.

Mark E Curry

Al comenzar esta semana las Fiestas de la Calle San Sebastián, recuerdo cuán especial es el Viejo San Juan y cuán agradecido estoy de poder llamarle mi hogar. La historia y las tradiciones que rodean las SanSe son realmente extraordinarias, y no sería lo mismo sin su anfitrión, el Viejo San Juan.

La arquitectura y la historia del Viejo San Juan crean el escenario perfecto para las fiestas callejeras que duran cinco días y que están llenas de desfiles, cocteles festivos, artesanos locales y música en vivo. Aun durante las otras 51 semanas del año, tanto turistas como locales disfrutan del arte, historia y gastronomía de la ciudad más antigua bajo la jurisdicción de los Estados Unidos. Sin embargo, durante las fiestas, el número de visitantes aumenta, viniendo personas de todo el mundo para ser parte del jolgorio.

Y este número no parece que va a reducirse próximamente. En abril de 2018 hubo 1,332 reservaciones de Airbnb solo en el Viejo San Juan. Y, tras el paso del huracán María, el municipio de San Juan ha facilitado alrededor de 963 cuartos para alojamientos a corto plazo, los cuales se distribuyen entre más de 300 propiedades.

Aun cuando el auge de Airbnb y los alojamientos a corto plazo son positivos para el turismo, hay muchos pequeños comerciantes y residentes que han vivido gran parte, o toda, su vida en el Viejo San Juan, por lo que es importante mantener las calles limpias y acogedoras para los visitantes, al mismo tiempo que se equilibran las necesidades de los residentes y los dueños de negocio locales.

Este acto de equilibrio en el Viejo San Juan no es nuevo. Por décadas, quizás siglos, familias en la ciudad amurallada han compartido su comunidad con diferentes comercios como la industria marina, la banca, la industria alimentaria, imprentas y muchos más. Con todo, los líderes comunitarios deben ser conscientes de los límites de la infraestructura de la vieja ciudad, y el ingreso adicional que se genere de las actividades, como el alquiler de Airbnb y las SanSe, se debe priorizar para el mantenimiento de las calles, la electricidad, los acueductos y el alcantarillado de la ciudad. Es el tipo de acto de equilibrio con el que ciudades históricas alrededor del mundo han tenido éxito—manteniendo el encanto de su barrio a la vez que reciben cientos de miles de visitantes durante el año.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com