Menú

Un proyecto urbano muestra a Santurce desde una nueva óptica

Santurce Libro Mural propone redescubrir Santurce desde una propuesta lúdica que apele al interés particular del transeúnte

proyecto urbano Santurce

El reloj marca las 3:00 de la tarde cuando el artista Rafi Trelles y el escritor Francisco Font-Acevedo se paran frente al Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, en Santurce, con la intención de comenzar a construir la historia.

A esa hora, la avenida Ponce de León es como un eco de motores, con carros y autobuses que a bocinazo limpio tratan desesperadamente de cruzar la intersección sin semáforo de la avenida Roberto H.Todd. La calle está llena de estudiantes adolescentes que aprovechan la bocanada de libertad que les da el timbre de salida para actuar con ese desdén con el que se juega a ser grande.

Los jóvenes están recostados de una de las piezas de Santurce Libro Mural, un proyecto de intervención urbana que armaron Rafi Trelles y Francisco Font-Acevedo, el cual consta de 22 murales los cuales están desplegados en diversos barrios de Santurce, y donde con imagen y palabra invitan al transeúnte a construir su propio imaginario de la ciudad.

Los artistas se van acercando a la pieza y a los jóvenes, quienes ni se inmutan en moverse. “¿Vieron esto?”, le dice a modo de saludo e introducción Rafi Trelles. Inmediatamente, los jóvenes se dan la vuelta y observan el cartel/mural, el cual contiene un hermoso dibujo del artista y un texto de la misma belleza del escritor. Francisco Font-Acevedo les explica de qué se trata el proyecto y entonces surge la curiosidad. Miran el mural con detenimiento y con la curiosidad y sorpresa de los descubrimientos.

La pieza que observan se llama “Vías imaginarias”, en homenaje a aquel “trolley” que cruzaba por Santurce desde Río Piedras hasta el Viejo San Juan, y del que hoy solo quedan esas paradas imaginarias.

Esa unión entre historia, ficción, creación e interacción es lo que nutre este innovador proyecto, que invita a los residentes y visitantes de Santurce a recorrer y apreciar el legendario barrio desde otras miradas. Lo interesante de esta iniciativa es que cada peatón puede escoger una ruta, y según el orden de su predilección, construir su propio libro, ya que cada mural es como una página suelta con la que se puede jugar.

La idea de Santurce Libro Mural surgió en la década del 1980 cuando Rafi Trelles terminó de leer “Rayuela”, de Julio Cortázar. Esa lectura lo hizo pensar en un proyecto que tuviera imágenes y unas instrucciones que invitaran al caminante a recorrer la ciudad y encontrar su propia historia. En varios momentos trató de llevar a cabo el proyecto, pero no prosperó. Hasta que hace cuatro años conoció al escritor Francisco Font-Acevedo.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com