Menú

Una boricua apasionada de los tiburones

La científica Melissa Cristina Márquez, instalada en Australia, educa por la conservación de los escualos

Melissa Cristina Marquez tiburon

Melissa Cristina Márquez supo que quería ser bióloga marina desde los 4 años. Observar el salto de un tiburón blanco, durante un episodio del programa de Discovery Channel “Shark Week”, fue suficiente para originarle una fascinación por estos depredadores incomprendidos.

Pronto se dio cuenta del esfuerzo que le costaría sumergirse en aguas generalmente capitaneadas por hombres, pero la joven nacida en San Juan no claudicó. A sus 24 años es científica, conservacionista, comunicadora, autora y activista, pero, previo a esos títulos, destaca que es latina y mujer.

“Cuando estaba creciendo, yo no sabía si podía ser bióloga marina. Yo quería serlo, pero nunca vi una mujer y no vi una latina ser bióloga marina, así que yo no sabía si sería posible”, dijo a El Nuevo Día en entrevista telefónica desde Australia, donde lleva establecida un año e iniciará, en junio, su doctorado.

Hoy por hoy, Márquez lleva con orgullo los adjetivos que la distinguen a fin de provocar un cambio en el status quo y educar a esta y futuras generaciones.

De madre puertorriqueña y padre mexicano, tuvo su primer encuentro con un tiburón a los 15 años. Le dijo a sus padres que, en lugar de una fiesta de quinceañera, quería aprender a bucear y, concedido su deseo, arribó a las Islas Vírgenes Británicas para una clase.

“La primera vez que yo vi un tiburón, fue uno que tenemos en Puerto Rico, que muchas personas ven, y es el tiburón gata. Yo lo vi y me puse tan emocionada que me puse a gritar. Terminamos el buceo al final del día y yo seguía gritando: ‘¡Vi un tiburón, vi un tiburón!’”, narró.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com