Menú

Urge actualizar los mapas de las zonas inundables

Los mapas de FEMA sobre la probabilidad de inundaciones en Puerto Rico no contemplan el efecto que tiene el calentamiento global, el aumento en el nivel del mar y los nuevos desarrollos urbanos

mapas de las zonas inundables

Salvo por las calles justo al lado del mar, la mayor parte del sector Playa de Salinas está en una zona con una probabilidad anual de solo 1% de inundaciones. Es decir, los registros hidrológicos sugieren que aproximadamente una vez cada 100 años la comunidad se llenará de agua.

Ese tipo de inundación pasó en el 2008, cuando una onda tropical se estacionó sobre la isla por varios días. También sucedió con el paso del huracán María el 20 de septiembre. Entre un evento y otro hubo apenas nueve años de diferencia.

Por años, la comunidad científica ha coincidido en que el cambio climático aumenta la volatilidad climática con tormentas más extremas, periodos más extensos de sequía, movimientos migratorios fuera de lo habitual e inundaciones más frecuentes y voluminosas.

Puerto Rico ha sido ejemplo de esto, sentenció el oceanógrafo de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, Aurelio Mercado.

“Las inundaciones de 100 años ahora vienen cada diez”, ilustró Mercado. Y esa nueva realidad no necesariamente está contenida en los mapas que muestran los riesgos a inundaciones en todo Puerto Rico.

Revisarán los mapas

El director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico y el Caribe, Alejandro de la Campa, ya ha anticipado la revisión de los mapas tras reportarse durante y después del huracán María inundaciones en áreas que antes se estimaban como seguras. De hecho, durante el huracán María se tuvieron que hacer desalojos de emergencia por inundaciones que tomaron por sorpresa a las autoridades, como por ejemplo, en algunas de las secciones de Levittown, en Toa Baja, que se estimaban como no inundables  pero que se llenaron de agua al desbordarse el río La Plata.

“Cabe recordar que es el desastre más grande en nuestra generación en 100 años, así que puede haber cambios”, dijo De la Campa al señalar que, una vez se estabilice la emergencia, se comenzará con la fase de reconstrucción de Puerto Rico, en la que es necesario saber la inundabilidad de las zonas que se impacten.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com