Menú

Vigilantes de Recursos Naturales exigen acción del gobierno mediante un “green flu”

Se proponen ausentarse masivamente para reclamar equipo, alzas salariales y un mejor retiro.

En plena Semana Santa y cuando se esperan miles de puertorriqueños disfrutando de reservas y áreas resguardadas por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), cientos de vigilantes se proponen ausentarse de sus labores, utilizando sus licencias por enfermedad, para manifestar su molestia e indignación por la carencia de equipo adecuado, en reclamo de un alza salarial y un mejor retiro, confirmó el presidente de la local 3647 de la unión Servidores Públicos Unidos, Marcos Pagán.

“Nosotros como sindicato no podemos llamar a un ‘green flu’ ni a huelgas, pero el compañero o compañera que está enfermo y que entienda que no puede presenciarse al trabajo, tiene derecho a usar su tiempo de enfermedad. Sí hay una molestia en el Cuerpo de Vigilantes relacionado a falta de equipo, no se nos ha dado trato igual en comparación con otros entes de seguridad y no se nos ha dado aumento salarial”, apuntó Pagán, cuya local representa a los vigilantes del DRNA.

“En cuanto al retiro, estamos en la misma situación de otros empleados que se retiran con el mínimo de 28% (de su salario). Nosotros queremos que se nos iguale la pensión con los compañeros de seguridad que se ha llegado a acuerdos. Además, nos deben el pago de horas extras a los compañeros que trabajaron por un mes debido a los sismos en las regiones de Mayagüez y de Ponce”, abundó.

Igualmente, denunció que la molestia de los vigilantes también se debe a los turnos que se les asignan que no son cónsonos con las necesidades de las áreas que atienden. Destacó que los turnos “los imponen desde arriba sin darle la oportunidad a los vigilantes y los supervisores de trabajar a tono con las necesidades del lugar en el que trabajan”.

A modo de ejemplo, Pagán dijo que en cayo Caracoles, un área de playa muy frecuentada y que estuvo atestada de gente incluso durante el confinamiento y las restricciones que impuso el gobierno a causa de la pandemia del COVID-19, los horarios del vigilante dan espacio a que la gente llegue, comience el consumo de bebidas alcohólicas en el área y que cuando arribe el personal del DRNA ya “es difícil de controlar la situación”.

Actualmente, el DRNA cuenta con 310 vigilantes. El salario promedio mensual es de $2,200 y no se sube hace diez años, comentó Pagán.

Pagán dijo que la molestia es tal entre los vigilantes que no duda que hasta un 90% recurra a sus licencias para ausentarse, lo que se denomina como el “green flu”.

Cuestionado sobre cuál pudiese ser el efecto de un ausentismo masivo de vigilantes del DRNA durante esta semana, Pagán indicó que “se pone en riesgo la seguridad del país”

“Entendemos que la agencia le ha fallado al Cuerpo de Vigilantes, inclusive el gobernador (Pedro Pierluisi) pone en riesgo la seguridad del pais al no tratarnos a nosotros en igualdad de condiciones que otros agentes de ley y oden”, destacó.

“Hemos hablado con el licenciado (Rafael) Machargo. Tenía un compromiso y quería hacer justicia salarial, pero salió de la agencia. También se ha hablado con las secretaria que está en estos momentos, (Anaís Rodríguez) y nada ha pasado”, sostuvo.

Dijo que entregaron a La Fortaleza unas propuestas, idénticas a las que presentaron con éxito los oficiales de Corrección, pero nada ha pasado. Pagán detalló que en La Fortaleza se han reunido con varios asesores, entre ellos, Yamil Ayala, “pero no se ve acción alguna”. Destacó que solo reclaman $500 mensuales de alza salarial como parte de la propuesta sometida.

“Se pasan la papita. No saben dónde está el acuerdo y nosotros queremos que se nos haga justicia salarial”, enfatizó el líder gremial.

A petición de El Nuevo Día, el gobernador reaccionó.

“Los vigilantes son empleados gubernamentales que están cobijados bajo el Plan de Retribución que comienza en enero. Yo estoy comprometido con mejorar los salarios de los servidores públicos para que sean más competitivos con relación al sector privado. Pueden estar seguros de que vamos a cumplir con ellos, incluyendo proveyendoles mejores equipos y recursos para mejorar sus condiciones de trabajo dentro de los recursos del gobierno”, dijo Pierluisi en declaraciones escritas.

En su Mensaje sobre la Situación del Estado, el gobernador anunció una academia para reclutar 200 nuevos vigilantes, lo que sostuvo no se realiza desde el 2004.

Pagán indicó que los vigilantes e incluso los supervisores están extenuados y molestos.

“La realidad es que somos muy pocos y ahora mismo estamos trabajando con menos personal y mucho más trabajo. Existe una molestia, pero bien, bien grande. Nosotros no podemos llamar a huelga o brazos caídos, pero los compañeros tienen derecho a enfermarse. No se les puede aplicar el uso de reglamento. Pueden faltar tres días corridos y al cuarto día es que deben traer un certificado médico”, explicó.

“Hay compañeros que están bien indignados, inclusive que dicen que no podemos seguir callando y que no tienen miedo porque el departamento nos ha fallado”, puntualizó.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM

Estimados amigos

Ante el paso
del huracán Fiona
por el archipiélago
de Puerto Rico,

Para la Naturaleza está activa respondiendo a la emergencia del país. Hemos enfocado nuestros esfuerzos principales en el apoyo a las comunidades afectadas y al respaldo de las prácticas agroecológicas.  

¡Tú también puedes aportar a la recuperación de las comunidades y agricultores agroecológicos de Puerto Rico! Para más información, visita: pln.org/fiona. 

En estos tiempos de dificultad, deseamos que todos se encuentren bien, seguros y a salvo. 

En solidaridad,   

Dona Donate Para La Naturaleza Puerto Rico