Menú

Vivienda federal impondrá estrictas restricciones para velar por el buen uso de fondos

El desembolso de $8,221 millones representa una inyección monetaria sin precedente en la historia reciente de la isla

vivienda

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, en inglés) autorizó ayer el plan de uso de unos $8,221 millones en fondos CDBG-DR para la reconstrucción de Puerto Rico tras el paso del huracán María.

La autorización de fondos representa una inyección monetaria sin precedente en la historia reciente de la isla, pero que estará acompañada de duras condiciones y controles financieros.

Es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos aprueba una asignación en bloque de esa magnitud bajo el Programa de Desarrollo Comunitario para Mitigar Desastres (CDBG-DR, en inglés) luego de una emergencia en Puerto Rico, según el secretario de HUD, Ben Carson.

La millonaria asignación, cuando se desembolse, vendrá acompañada de un conjunto de condiciones “estrictas” y controles financieros para asegurar que los fondos se utilicen en beneficio de la gente de Puerto Rico, indicó Carson a El Nuevo Día.

Esta es una inversión sin precedentes y dado que Puerto Rico posee un historial de deficiencias fiscales, estamos colocando controles financieros adicionales para asegurar que el dinero de la recuperación se invierta apropiadamente”, subrayó al tiempo que indicó que el aval federal es la mejor evidencia del compromiso de la administración del presidente Donald Trump hacia la recuperación de la isla.

Carson enfatizó que el dinero que la isla recibiría estará sujeto a estándares de cumplimiento, a fin de que el dinero asignado vaya a mejorar la economía y la infraestructura de Puerto Rico y no a los bolsillos de los acreedores en disputa en el proceso de reestructuración de la deuda de la isla.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com