Menú

Jornada de solidaridad en la Fundación Modesto Gotay

El espacio de recreación para los residentes de la Fundación se vio severamente afectado.

Gregory Vazquez Contreras es voluntario de Para la Naturaleza desde hace 5 años, y vecino de la comunidad Las Cuevas de Trujillo Alto donde ubica la Fundación Modesto Gotay que alberga unos 50 adultos con discapacidad intelectual y retraso mental severo.

El espacio de recreación para los residentes de la Fundación se vio severamente afectado por el paso de los huracanes Irma y María. La cantidad de escombros, material vegetativo y árboles caídos impedía que los pacientes utilizaran el espacio por más de 90 días.

Dos semanas después del paso del huracán María, Geregory se dio a la tarea de limpiar el área junto a voluntarios. A estos se unieron más de 20 empleados de Para la Naturaleza quienes han visitado la Fundación en dos ocasiones para triturar material vegetativo y limpiar el área.

“Tan pronto hablé con miembros de Para la Naturaleza y solicité ayuda, inmediatamente me dijeron que sí. Llegaron con equipo de trituración y camiones para llevarse los escombros, estamos sumamente agradecidos”, comentó Gregory Vazquez.

“Los miembros de Para la Naturaleza, no solo han limpiado y ayudado con el material vegetativo, sino también han sacado de su tiempo para compartir con algunos pacientes, hacerle compañía y brindar alegría”, comentó Nilka Sánchez oficial de Fundación Modesto Gotay.

Por su parte, Belén Rosado, coordinadora de intérpretes de Para la Naturaleza, comentó que “la Fundación Modesto Gotay sufrió grandes estragos luego del paso de los huracanes, cuentan con muchos adultos que utilizan este espacio verde como uno de ocio y relajación. Este es su hogar y estamos dando de nuestro tiempo para poder apoyarlos y devolverles su patio”.

Para la Naturaleza continuará otorgando ayuda voluntaria a comunidades aledañas a sus áreas y reservas naturales como parte del Fondo Comunitario Para la Naturaleza.