Menú

Nuestra salud depende de la naturaleza

Licenciado Fernando Lloveras
Presidente Para la Naturaleza

Fernando Lloveras San Miguel

La conexión entre la naturaleza y nuestra salud es hoy, más que nunca, innegable. Nuestra relación detrimental con la naturaleza nos ha dejado susceptibles a los efectos severos de una pandemia y de un cambio climático que nos embate constantemente. Durante estos últimos años nos hemos percatado de nuestra vulnerabilidad como seres humanos.

La reciente crisis de salud pública está directamente relacionada al deterioro de hábitats, al tráfico ilegal de fauna silvestre, a la extinción de especies; en fin, a la pérdida de biodiversidad en el planeta. Todas estas son acciones de la cual hemos sido parte.

La solución a muchas de estas situaciones la podemos encontrar en la misma naturaleza. Nuestra relación con el mundo natural debe comenzar por valorar a todas las especies, inclusive a esas que pensábamos que no eran importantes.

En Para la Naturaleza creemos que la salud humana comienza con la salud de los sistemas ecológicos de nuestras islas. Nuestras aguas, aire, alimentos, temperaturas, recreación y emociones dependen grandemente de ecosistemas funcionales. Cambiar nuestra relación con la naturaleza es clave para recuperarnos y poder prepararnos para los embates que nos faltan por afrontar, esta vez con mayor resiliencia.

Nuestra misión, hasta ahora, se concentró en proteger la naturaleza de los embates humanos. Ahora, nos comprometemos también a protegernos a nosotros mismos de los embates de nuestras propias acciones. Para ello comenzamos en el 2018, con la generosidad solidaria de personas dentro y fuera de Puerto Rico, a habilitar 33 centros comunitarios con energía renovable y sistemas de purificación de agua; a crecer más de 230,000 árboles nativos y plantar sobre 95,000 árboles; así como a contribuir a que 130 agricultores agro-ecológicos pudieran seguir produciendo alimentos saludables en nuestros suelos.

La necesidad de hacer aún más continúa creciendo. Es por esto que hoy establecemos el Fondo Solidario Para la Naturaleza, un fondo que solicita el apoyo de donantes para: aumentar el fortalecimiento de comunidades para continuar la reforestación en ríos, costas, y áreas urbanas de árboles nativos y endémicos; fortalecer nuestro apoyo a la industria agroecológica; comenzar la recuperación de centros históricos urbanos; y expandir el desarrollo de veredas para senderismo y ciclismo.

Todas estas prácticas están interconectadas y, son vitales para preservar la salud y el bienestar de todos. 

La solidaridad es la capacidad de unirnos para enfrentar causas comunes en tiempos difíciles, como el mejor antídoto que tenemos para cuidarnos, fortalecernos y superarnos. El Fondo Solidario Para la Naturaleza fomenta acciones para potenciar individuos y comunidades, para reconstruir relaciones y colaboraciones y para desarrollar prácticas sostenibles a través de las islas de Puerto Rico. 

Acompáñanos en esta misión tan fundamental para la seguridad humana. Toma acción con nosotros y brinda tu solidaridad a una causa común, pero esta vez con la naturaleza de aliada.

Para apoyar y aprender más sobre el Fondo Solidario Para la Naturaleza, visita www.pln.org/fondosolidario